BOLETÍN 2121: Venezuela. Limpieza IMM. Turismo. Inflación. Educación

Nin: Uruguay aboga por elecciones en Venezuela pero “no plantea condiciones” Nin: Uruguay aboga por elecciones en Venezuela pero “no plantea condiciones” AU

Venezuela: “Ni contradicción ni giro de 180 grados”, expresó Asti sobre la posición del gobierno uruguayo
Respecto de la posición del gobierno uruguayo sobre la crisis de Venezuela algunos hablan de contradicción y otros de giro de 180 grados. “Ni uno ni lo otro”, aseveró el diputado de Asamblea Uruguay Alfredo Asti, quien respaldó lo actuado por el gobierno de nuestro país. Recordó que Uruguay, “que ha declarado muchas veces su preocupación por la situación política y humanitaria” en ese país, “hace ya un par de semanas convocó (junto a México) a una Conferencia Internacional. A ella se sumó luego la Unión Europea - UE (con varios países con distintas posiciones). Más recientemente se sumó a la iniciativa el CARICOM, asociación de países del Caribe (también integrantes de la OEA)”.
Asti señaló que, junto a México y el CARICOM, Uruguay acordó presentar un mecanismo de negociación en cuatro fases. Con la UE y otros países de América Latina formó un Grupo de Contacto Internacional -GCI- que acordó aquí en Montevideo una declaración sobre el tema haciendo énfasis en una solución venezolana, con elecciones y ayuda humanitaria.
El legislador de la 2121 agregó que “Uruguay mantiene su participación activa en ambas instancias. En una se establece precisamente el Método a seguir en las negociaciones y en la otra los énfasis que deben buscarse en las mismas. Todo es producto de la negociación”. Precisó que “la declaración no es lo que estipulaba la UE (ultimátum de 8 días y condiciones de cómo llegar a las elecciones), pero avanza en los énfasis y objetivos que deberían tenerse en cuenta”.
Consideró que “se ajusta a la realidad: hay dos presidentes que no se reconocen pero ambos tienen respaldo de millones de personas y de varios gobiernos de distintos países del mundo; hay crisis institucional con Poderes que no pueden ejercer sus competencias constitucionales; hay intentos de injerencia extranjera de potencias mundiales que arriesgan la Paz de la región; hay crisis humanitaria que es urgente atender”, entre los principales factores a tener en cuenta.
“Por eso Uruguay sigue insistiendo en la búsqueda de soluciones acorde a su tradicional apego al derecho internacional, al respeto a la soberanía de los países, a la solución pacífica de los conflictos, al respeto irrestricto de los derechos humanos, de la Democracia con separación de Poderes y libre ejercicio del voto de todos sus ciudadanos”, resumió en su cuenta de Facebook el diputado frenteamplista.

Nin: Uruguay aboga por elecciones en Venezuela pero “no plantea condiciones”
El canciller dijo que se logró cambiar cinco pre requisitos que planteaba la Unión Europea
En diálogo con En Perspectiva el pasado viernes, el canciller Rodolfo Nin Novoa afirmó que la resolución del GCI se vuelve “coincidente” con lo que están buscando los países del Mecanismo de Montevideo, porque “ambos grupos reconocen la compleja situación de la crisis” que atraviesa Venezuela; los dos “rechazan el uso de la fuerza y la intervención armada”; ambos “reconocen que es potestad de los venezolanos encontrar una salida al conflicto”; y ninguno pone condiciones. “En el espíritu hay un único sistema” que busca ayudar a una salida de la crisis que vive este país caribeño, dijo Nin.
El canciller resaltó que Uruguay quitó cinco pre-condiciones que estaban en el borrador de la declaración del GCI sobre Venezuela, en lo que entiende fue “una reunión muy trabajosa”. Una de estas condiciones era “la liberación de presos políticos”, otra era “una observación internacional independiente” y también se encontraba la “eliminación de todos los obstáculos para la participación libre e igualitaria de todos los partidos”. “Todo eso Uruguay lo rechazó”, dijo Nin Novoa.
Además, se solicitaba el “establecimiento de una composición equilibrada del Consejo Nacional Electoral (CNE)”. Sobre este punto, el canciller uruguayo consideró que los representantes europeos estaban “desconociendo cómo se nombra al CNE” que “está integrado por cinco personas no vinculadas a organizaciones con fines políticos: tres de ellos son postulados por la sociedad civil, uno por la Facultad de Ciencias Jurídica y uno por el Poder Ciudadano. Es prácticamente una elección popular que la Asamblea (Nacional) ratifica después. No se puede cambiar el CNE así nomás”, sostuvo.
Manifestó que la UE también reclamaba el “establecimiento de nuevos registros electorales que permitan el voto de los venezolanos fuera del país”. Sobre este tema, Nin Novoa se preguntó “cómo Uruguay va a instruir eso cuando no tiene voto fuera del país”.
Destacó que fue “fructífera” la reunión de ayer porque “se abren oportunidades para crear opciones a los efectos de colaborar a una solución de un problema venezolano que atañe a toda la región”.
LA POSICIÓN DE URUGUAY
“Uruguay, viendo la nueva situación que hay en un país con dos presidentes dice: ‘La única salida son las elecciones’”, sostuvo Nin, aunque agregó: “No estamos poniendo condiciones”.
“Cuando hay dos gobiernos establecidos anulándose uno contra otro la única solución son elecciones. La propia Constitución venezolana prevé en su artículo 71 la elección de referéndum consultivos, a iniciativa del presidente de la República, o de la mayoría de la Asamblea Nacional (que la oposición la tiene -indicó-) o del 10% de los electores, para consultar sobre temas esenciales de la vida nacional. A Uruguay le parece esencial que los venezolanos discutan cómo salir”, afirmó el canciller.
“Uruguay trabajó en este sentido, y ahí tiene una herramienta propia la Asamblea Nacional”, dijo. Según él, se habló de esto y se dejó para retomar en los próximos encuentros.
EL GIC Y EL MECANISMO DE MONTEVIDEO: ¿CONTRADICTORIOS?
Consultado respecto a si hay contradicción en la posición uruguaya al integrar el GCI y el Mecanismo de Montevideo, Nin dijo: “No hay contradicción porque estamos todos en el mismo objetivo”. Ante la consulta de si uno plantea condiciones y el otro no, el canciller afirmo que lo que definió el GCI “no son condiciones, son objetivos”.
SOBRE LA “AUTONOMINACIÓN DE GUAIDÓ” Y SU “INTRANSIGENCIA”
“No puede haber dos presidentes en un país”, declaró Nin Novoa. “Es un acto donde también tiene responsabilidad la oposición, porque en noviembre–diciembre de 2017 se había dado una instancia de negociación donde se había arreglado ir a la elección y luego la oposición decidió no participar, pero eso estaba arreglado”, afirmó.
“Si se habla de la ilegitimidad el gobierno de Maduro, francamente tanto o más ilegítimo es la autoproclamación (de Guaidó). Ahí tenemos la dificultad de que hay países que reconocen a Juan Guaidó… No me voy a pronunciar sobre los argumentos que tiene Guaidó para autoproclamarse… pero no son coincidentes con los del artículo 233 de la Constitución venezolana a la cual apela”, expresó Nin.
“Anda nombrando embajadores, y no tiene instrumentos ni medios para hacerlo”, agregó.
“ME PREOCUPA LA INTRANSIGENCIA DE GUAIDÓ”
“A mí lo que me preocupa es la intransigencia de Guaidó”, siguió el canciller. “Dice a todo no: no a las elecciones, no al diálogo, no a nada… Me preocupa mucho la intransigencia, porque no se llega a ningún puerto seguro. Lo que hay que ser flexible y comprensivo y saber que uno no tiene toda la verdad de su lado. Los argumentos tienen que atender el interés general de la mayoría, no el particular”. Ante la consulta de si el presidente Nicolás Maduro no es igual de intransigente, el ministro sostuvo que “son los dos iguales, por eso hay que buscar una salida”, y que “Guaidó no quiere elecciones. Maduro por lo menos habló de elecciones parlamentarias, lo que hay que convencerlo es que haga las dos”.
LA CRISIS HUMANITARIA QUE VIVE VENEZUELA
“Cuando alguien plantea una ayuda humanitaria es muy difícil decir que no”, dijo Nin Novoa. “Nosotros deberíamos ayudar en las dificultades que tienen los venezolanos en materia de salud y acceso a medicamentos. Ahí hay una crisis de salud que hay que ayudar a resolver”.
Continuó: “Lo que se dijo (en la reunión) es que la ayuda tiene que llegar a los que más los necesitan. Lo que no puede pasar es que la ayuda humanitaria (como la que propone Estados Unidos) termine siendo como la presencia de armas de destrucción masiva en Irak, que después no se comprobó. Entonces eso no puede ser el motivo y el argumento para la intervención armada que ni Guaidó ni Estados Unidos descartan, cosa que sería trágica para Venezuela y para todos”.
Sobre cómo se debería hacer la ayuda humanitaria afirmó que podría canalizarse a través de la oficina de la UE en diálogo con el Gobierno de Maduro.

Transcripción de la entrevista con Rodolfo Nin Novoa
https://www.enperspectiva.net/enperspectiva-net/entrevista-viernes-8-febrero-rodolfo-nin-novoa/
DOCUMENTOS RELACIONADOS
Documento de trabajo del Mecanismo de Montevideo
https://www.enperspectiva.net/documentos/documento-trabajo-del-mecanismo-montevideo/
Declaración del Grupo de Lima en que critica instancias de diálogo sobre Venezuela porque son “manipuladas por el régimen de Maduro”
https://www.enperspectiva.net/documentos/declaracion-del-grupo-lima-critica-instancias-dialogo-venezuela-manipuladas-regimen-maduro/
Reglas de trabajo propuestas por la UE (Resolución del 30 de enero 2018 del Consejo Europeo) para el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela
DECLARACIÓN FINAL DE LA PRIMERA REUNIÓN DEL GCI
Declaración final de la primera reunión del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela
https://www.enperspectiva.net/documentos/declaracion-final-la-primera-reunion-del-grupo-contacto-internacional-venezuela/

Daniel Martínez destacó la “actitud seria y responsable de Uruguay” con Venezuela
“Me siento representado en la posición del gobierno”
El intendente y precandidato Daniel Martínez calificó de “seria” y “responsable” el espacio de negociación que impulsó Uruguay para superar la crisis en Venezuela. Martínez destacó que la declaración que firmó Uruguay contempla el respeto de la democracia y de los derechos humanos.
FA Respalda al gobierno tanto en Mecanismo de Montevideo como en Grupo de Contacto Internacional
La Mesa Política del Frente Amplio analizó la crisis en Venezuela y destacó la actitud de liderazgo asumida por el gobierno en la cumbre internacional realizada esta semana en Montevideo.
Al finalizar la reunión, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, aseguró que el partido respalda al gobierno de Tabaré Vázquez en las dos iniciativas, tanto en el Mecanismo de Montevideo como en el Grupo de Contacto Internacional.
Miranda opinó que Uruguay “sale fortalecido de esta instancia” debido a que el camino elegido por el gobierno busca evitar toda posición que lleve a la polarización que aliente a la violencia.

Según Mujica "discutir de legalidad" en Venezuela "es de una inocencia inusitada"
El expresidente consideró que debe darse “una salida” al "régimen venezolano” porque se corre el riesgo de una “guerra”.
El expresidente de la República y líder del Movimiento de Participación Popular (MPP), José Mujica, opinó sobre la crisis en Venezuela y señaló que "discutir de legalidad a esta altura es de una inocencia inusitada".
Mujica apuntó que si no se logra una solución de salida para lo que llamó "el régimen" liderado por Nicolás Maduro, Venezuela va a "pagar el precio de una intervención militar".
"Es lo que menos precisamos en América Latina", expresó el exmandatario.
Mujica señaló que Uruguay "no es neutral" ante el factible fenómeno de la guerra y que es necesario dar "una ruta de escape" al equipo de Maduro.
"Acá no hay ruta de escape, lo que se plantea es 'ríndete o ríndete', y todavía lo amenazan: 'mira que te voy llevar a Guantánamo'. Yo no conozco a nadie que ponga la muñeca para que lo lleven. Están obligando al régimen a que muera peleando", explicó el líder del MPP.
"Las elecciones, que parecen razonablemente una renovación total, son difíciles en un país polarizado. Ya que el mundo se está metiendo en todo esto, que Naciones Unidas dé garantías de un proceso electoral de renovación", señaló el exmandatario.
"Acompaño la posición de mi Gobierno, que no es negociar para dialogar, para ganar tiempo, o etcétera, es para intentar encontrar una salida que le dé cierta posibilidad de retroceder al régimen venezolano sin necesidad de que haya guerra, y tratar de garantizar elecciones libres donde se expresen todos, absolutamente todos", añadió.
"Sabido es que hay un chavismo anti madurista, es sabido que en la oposición existen corrientes, y nada mejor que el juego democrático trate de equilibrar y de que no exista una pasión aplastante", explicó Mujica, quien opinó que "si no salimos a lo Mandela, hay guerra".
Montevideo Portal

Inflación anualizada pasó de 8,41 % en julio de 2018 a 7,39 % en enero
El índice de precios al consumo (IPC) correspondiente a enero bajó 2,17 %, en relación al mismo mes del año anterior. En término anuales también se redujo: en diciembre llegó a 7,96% pero en enero fue 7,39%. Los principales elementos que inciden en la baja son bebidas alcohólicas y tabaco, vivienda, alimentos y bebidas no alcohólicas, y transporte. Se observan seis meses consecutivos con desaceleración de precios.
Informe del INE
http://www.ine.gub.uy/documents/10181/30893/IPC+Enero+2019/b5a47e3b-6e39-42fc-941d-fef0e6acf8b5

Martínez aseguró que si no se llega a un acuerdo con Adeom se contratará a privados
La Intendencia trabaja para que Adeom acepte tener guardias gremiales para tener un servicio mínimo de limpieza los días de paro.
El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, aseguró que si en la segunda quincena de febrero no se llega a un acuerdo con la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) para garantizar servicios mínimos durante los días de paro, se contratará a empresas privadas para que se encarguen de esos servicios.
La comuna y el sindicato se reunieron días atrás en el Ministerio de Trabajo tras el conflicto que se suscitó a finales de 2018, donde un paro en el servicio de limpieza hizo que se desbordaran los contenedores de basura. La IM busca acordar con Adeom una "guardia gremial" que asegure la recolección aún en momentos de paro.
Martínez señaló en declaraciones recogidas por Radio Uruguay que se puso como fecha límite la segunda quincena de febrero para intentar llegar a un acuerdo con el sindicato, y que si esto no sucede se procederá a contratar a privados.
"En las negociaciones en el ministerio es clarísima la posición de la Intendencia", señaló Martínez.
El intendente dijo que se busca generar "servicios trascendentales" y no "esenciales". Los trascendentales serían servicios que "importan mucho a la población" y que su incumplimiento "puede devenir en problemas sanitarios".
"Si se logra bárbaro, se van acortando los plazos. Si no, la segunda quincena de febrero tenemos lista de licitación, que implica contratar un sistema de respaldo exterior", añadió.
Montevideo Portal

Pintado renunció a su banca en el Senado
El senador frenteamplista Enrique Pintado presentó renuncia a su banca en la cámara alta para apoyar la precandidatura presidencial de Mario Bergara, luego de distanciarse de Asamblea Uruguay, sector por el que fue electo.

Gasto e ingreso de turistas en enero dan cuenta de un buen inicio de temporada, subrayó Kechichian
A pesar de las dificultades económicas que enfrenta Argentina, en el mes de enero ingresaron a Uruguay 432.000 visitantes, que efectuaron un gasto total de 354 millones de dólares, según informó la ministra de Turismo, Liliam Kechichian. Si bien se registró, en relación a 2018, un descenso del 29 % en la cantidad de visitantes, la jerarca destacó que se logró hasta el momento una buena temporada, con cifras similares a 2016.
Leer más
https://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/enero-2019-turismo

Entrevista con Pablo Cayota, consejero directivo del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed)
El “darwinismo educativo” hace que “hoy en Uruguay aprendan más los que tienen más y menos los que tienen menos”
Hay “vacas sagradas” del discurso educativo que deben “carnearse”, como no hablar de “competencia”, “privado” o “reforma de Rama”
Entrevista de Juan Pablo Mosteiro, Búsqueda, 7 de febrero de 2019
Los datos objetivos del sistema educativo uruguayo, en general, no son alentadores, sostiene el profesor e investigador Pablo Cayota —quien integra desde 2016 el consejo directivo del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed)—. Cita como ejemplo los altos índices de repetición, rezago y desafiliación en la enseñanza media, las inequidades sesgadas por contextos sociales, los retrocesos en resultados de pruebas internacionales y nacionales, la percepción social negativa sobre la calidad de la educación, la insuficiencia en la tasa de reposición de profesores y los altos índices de ausentismo docente.
A ese diagnóstico el experto le agrega algunas “buenas noticias”: la mejora de la cobertura en educación inicial (de tres a cinco años) y en Ciclo Básico (de 1° a 3° de liceo), de infraestructura y del salario docente, aunque aún insuficientes.
Sin embargo, el también director del colegio católico Santa Elena y coordinador del Programa Educación de la Universidad Claeh observa que la fragmentación social y cultural ha continuado profundizándose, y eso explica un “darwinismo educativo”, según el cual “hoy en Uruguay aprenden más los que tienen más y menos los que tienen menos”.
“No hemos discutido bien la educación por lo menos en los últimos 20 años”, asegura Cayota, y arguye que no puede considerarse a las instituciones solamente por su gestión, estatal o privada, sino por sus resultados. “¿Qué educación es más pública: la de una universidad estatal que forma a médicos para hacerle cirugías estéticas a la población más rica, o la de una facultad de medicina privada que capacita a los profesionales para trabajar en policlínicas de barrios pobres?”, dice.
Sobre la salida del Ineed de su exdirector ejecutivo Mariano Palamidessi, Cayota dirá que es algo que ha “lamentado mucho”, y que el instituto contratará este mes a un sustituto, tras un proceso de selección por un llamado internacional que está en curso.
—Usted ha dicho que en el debate educativo subsisten “falacias de falsa oposición” que entorpecen la discusión y hasta imposibilitan la mejora del sistema. ¿Cómo es eso?
—Sí, absolutamente. Hay falacias de falsa oposición que oscurecen el diagnóstico, como cuando se dice que no se puede enseñar en un contexto desfavorable. ¡Un disparate! Si realmente se cree eso, tenemos que irnos para casa. O cuando aún se discute que la enseñanza debe ser por contenidos o por competencias, algo absolutamente superado, o la educación asignaturista o disciplinarista, cuando nada impide coordinar entre docentes y trabajar por proyectos, sin compartimentos estancos. O se dice eso de “educar para toda la vida o educar para el trabajo”, como si trabajar no formara parte de la vida. Maneras de descalificar sin discutir. Existe hasta una lista de palabras o conceptos que en la educación uruguaya están prohibidos, como “competencia”, “sector privado”, “reforma de Rama”... Son como alarmas o “vacas sagradas” que operan como argumentos ideológicos que entorpecen el debate.
—¿Qué observa desde su experiencia como docente y gestor en el área pública y privada? ¿Ahí también existe una falsa oposición o hay diálogo?
—La falsa oposición entre público y privado es otro ejemplo de “vaca sagrada”, y pido perdón por la crudeza de la analogía, pero creo que, como a todas estas falacias, hay que “carnearla”. Decía Cristovam Buarque, ministro de Educación de Lula durante su primer gobierno —y que no cayó en la corrupción—, que la educación no debe definirse solo por su modo de gestión, estatal o privada, sino por los fines que persigue y por sus resultados. ¿Qué educación es más pública: la de una universidad estatal que forma médicos para hacerle cirugías estéticas a la población más rica o la de una facultad de medicina privada que capacita a los profesionales para trabajar en policlínicas de barrios pobres? La educación es un bien público, y el concepto de lo público abarca mucho más que lo meramente estatal, gestionada desde el ámbito que sea. Y no es cierto que todo lo que se gestiona desde lo privado tiene intención privatista o elitista.
—Desde los sindicatos docentes se advierte una paulatina privatización o mercantilización de la enseñanza pública. ¿Usted qué responde?
—En Uruguay desde hace décadas el sector privado no llega al 20% de la matrícula. Entonces ¿de verdad consideramos que es un problema la privatización del sistema educativo uruguayo? ¡No! El problema profundo del sistema es su relativa incapacidad para resolver la inequidad de los aprendizajes. Y la mayor inequidad se produce en el sistema estatal, entre los centros educativos de la costa y de otros barrios de Montevideo. La gente se sorprendería si conociera cómo trabajan la inequidad los centros gratuitos de gestión privada en barrios muy pobres y complejos. En vez de denostar y considerar enemigos al Jubilar, al Impulso, al Providencia o a Los Pinos, deberíamos tomar las experiencias exitosas y positivas que tienen para aportar. Y viceversa: también hay centros estatales poco conocidos que trabajan muy bien. Pero parece que las grandes políticas no se enteran de estas experiencias micro, no aprenden.
—Ahora, los niveles de aprendizaje no revelan grandes diferencias en educación media en función de si son centros estatales o privados, según las pruebas Pisa.
—Es cierto. Pero se hacen conclusiones engañosas. No se dice que cuando se miden las pruebas PISA a los 15 años en los centros privados se toma al mismo universo de alumnos que empezó en primero de liceo. En cambio, cuando se mide a los centros estatales no se refleja el abandono previo; o sea que las pruebas en tercero no se hacen con el mismo universo que empezó primero, cuando ya hubo un “darwinismo educativo”. No se trata de que uno salga a defender la enseñanza privada, sino de ser fieles a las realidades, los indicadores y los números. Por defender lo que no está bien se cometen errores.
—¿Y el sistema político qué papel juega en ese “darwinismo educativo”?
—No hemos discutido bien sobre educación por lo menos en los últimos 20 años. Porque inmediatamente se generan bandos y se impide una verdadera discusión sobre los temas educativos. Tras la salida de la dictadura, los tres grandes partidos han estado en el gobierno de la educación. Hay que preguntarse qué aportó cada uno a la mejora educativa. Y aunque los tres cometieron errores importantes para el sistema, no se puede decir: “Acá se hizo todo mal, la políticas han sido un desastre”. ¡Por favor! Tampoco hay atajos ni soluciones mágicas para el cambio educativo. Hay que buscar el mínimo común múltiplo para el acuerdo que sume; y no un máximo común divisor, porque no nos vamos a poner de acuerdo en todo.
—¿Qué cosas ha hecho bien este gobierno?
—Hay buenas noticias. Hay datos de mejora en la cobertura del sistema, porque crece el acceso a la educación inicial, en niños escolarizados a los tres y cuatro años. Esa es una muy buena noticia para el país y llega a niveles realmente muy importantes, incluso cumpliendo o muy cerca de cumplir las metas oficiales. Por otro lado, la escuela es prácticamente universal desde hace décadas, y eso se mantiene, lo cual es otro dato importante más allá de que subsistan problemas como el de las inasistencias. En Ciclo Básico también se ha avanzado en cobertura. La educación media básica crece en acceso y en retención.
—¿Y qué queda pendiente?
—El gran problema sigue siendo la acreditación de educación media superior, que es muy baja (40% de la cohorte de 4º, 5º y 6º), y que se ha mantenido así durante más de una década. Esto tiene que ver con las inequidades de los aprendizajes y la brecha de nivel socioeconómico, que es enorme. Ese es un karma —si se me permite una expresión poco académica— del sistema educativo uruguayo, porque en los niveles más bajos la mayoría de los jóvenes no tienen las herramientas básicas para desempeñarse en el mundo de hoy. Ahí hay un problema, ni que hablar en Bachillerato: el abandono sigue siendo muy alto y un gran porcentaje de los que no terminan son los jóvenes más pobres. O sea que la inequidad, aun con datos de mejora en cobertura, sigue siendo un gran desafío y es el gran déficit de las metas oficiales, que no se podrá cumplir, al menos a este ritmo. La evidente mejora de todos estos indicadores de cobertura no se refleja en los resultados de calidad de la enseñanza.
—¿Qué consecuencias tiene eso?
—Eso tiene enormes repercusiones sociales, además de las individuales, ya que la mitad de la población de estas generaciones no terminará la educación media superior, que, por otro lado, es obligatoria por ley. Este es un verdadero problema para la sociedad uruguaya. Si bien los índices de pobreza e indigencia han disminuido de manera sustancial en los últimos años, la fragmentación social y cultural siguió profundizándose. El sistema educativo en general no ha logrado encontrar los caminos para colaborar en la construcción de la equidad, porque no puede revertir los puntos de origen relativos a la condición socioeconómica en términos de aprendizaje. Eso no quiere decir que todo sea un desastre, porque, aun en un sistema que reproduce y expulsa, hay un porcentaje —entre 10 y 15% de jóvenes pobres, según PISA— que logra revertir su situación de origen. Eso hay que sistematizarlo y generalizarlo. Pero todo indica que el determinismo social en los aprendizajes aún sigue siendo una característica del sistema.
—Está claro que al sistema le cuesta reformularse. ¿Pero qué implica eso en los hechos?
—Que si seguimos a esta velocidad, el mundo nos habrá pasado por encima rápidamente. Con dolor digo que por ese “darwinismo educativo” hoy en el Uruguay aprenden más los que tienen más y aprenden menos los que tienen menos. Eso es así, lo dicen todos los estudios y las evaluaciones internacionales, sean las estandarizadas de PISA o las de Aristas, del Ineed: todas demuestran esto de una manera brutal.
—¿Y qué salidas hay?
—Además de seguir mejorando en infraestructura, que se ha mejorado mucho, y en salarios docentes, que también han mejorado, aunque siguen siendo bajos en términos comparativos, el gran desafío del sistema es pedagógico. Y se habla poco de esto, tiene que ver la propuesta educativa de cada docente en el salón.
—Usted afirmó hace unos años que los docentes uruguayos no están satisfechos con el lugar profesional que ocupan y que, en general, los alumnos no aprenden lo que esperan.
—Y lo suscribo. Aunque hoy percibimos una verdadera primavera del trabajo docente en cuanto a la creatividad, en medio de un invierno en lo que refiere al cambio sistémico de la educación. Hay muchos docentes que innovan con una alta vocación y compromiso, con liderazgo y habilitados por las direcciones de sus centros educativos, tanto en Montevideo como en el interior, en instituciones públicas y privadas. Hay una dualidad que se vislumbra, con docentes que logran un cambio de paradigma en sus prácticas, pero estas no dejan de ser experiencias desconectadas entre sí, porque no son producto de una transformación sistémica. Todas esas buenas experiencias transformadoras no están en el centro del sistema, y el cambio en educación ha de ser sistémico. El gran desafío de la educación para los próximos años está vinculado a la calidad.
—¿Y cómo se generan aprendizajes de calidad con equidad?
—Eso implica un desafío pedagógico de enorme magnitud; supone cambiar el modo del ejercicio profesional de la docencia, que hoy está agotado. Ser profesor por hora de clase y no por centro, ser maestra de dos turnos —y en ambos casos con clases a tiempo completo todos los días—, es parte de un modelo laboral difícil de entender por colegas de otras partes del mundo, incluso de la región. Muchos docentes están agotados desde el punto de vista emocional y académico. Cada educador debe trabajar en el centro educativo y disponer de tiempo para preparar y dar sus clases, estudiar y enfrentar los serios problemas que tiene en el aula.

"La falsa oposición entre público y privado es otro ejemplo de 'vaca sagrada', y pido perdón por la crudeza de la analogía, pero creo que, como a todas estas falacias, hay que 'carnearla'".

"No hemos discutido bien sobre educación por lo menos en los últimos 20 años. Porque inmediatamente se generan bandos y se impide una verdadera discusión sobre los temas educativos".

 

Valora este artículo
(0 votos)