Usted está aquí:2121 Asamblea Uruguay

BOLETÍN 2121 - 09/07/2018

Hay unas 3.000 personas capacitadas para atender de forma personalizada a personas con dependencia severa. Hay unas 3.000 personas capacitadas para atender de forma personalizada a personas con dependencia severa. Sistema de Cuidados

ENCUESTA: PROGRAMA MUY BIEN VALORADO PERO POCO CONOCIDO
Julio Bango: “El Sistema de Cuidados está en marcha y consolidado”
"El Sistema de Cuidados está en marcha y consolidado. No se puede desplegar de golpe y llegar a toda la población que se tiene que llegar en una primera puesta en marcha. Pero vamos a un buen ritmo y con un alto número de gente a la que la comprende", dijo a El País el director del programa, Julio Bango.
Una encuesta de Equipos Consultores muestra que solo un 24% de la ciudadanía escuchó hablar sobre el Sistema de Cuidados y tiene una idea clara de su funcionamiento. El restante 38% sí escuchó pero no sabe de qué se trata y un 35% no sabe qué es ni escuchó hablar sobre el programa estrella del gobierno.
A pesar de eso la valoración de este proyecto en la ciudadanía es muy bueno. Un 55% respondió que el Sistema de Cuidados es "muy positivo" para el país y solo un 4% entendió que este programa es negativo. Bango explicó que se sigue trabajando para ampliar el programa y llegar a una mayor cantidad de personas. A su vez dijo que las devoluciones que tienen de los beneficiados con el programa es muy buena. "Lo que nos dice la gente es que les cambió la vida", comentó el director del Sistema quien apuntó que se sigue capacitando gente para encargarse de la asistencia personalizada tanto de adultos como de niños en primera infancia.
El Poder Ejecutivo realizó una apuesta grande con este programa y dedicó recursos para su difusión y conocimiento. Una de las últimas acciones fueron las campañas de spots publicitarios de radio y televisión. En la actual Rendición de Cuentas que ya está a estudio de la Cámara de Diputados se reforzó al Sistema de Cuidados con $ 170 millones. El programa fue priorizado con asignación de fondos en la Ley de Presupuesto quinquenal aprobada en el 2015. La coordinación del programa está a cargo de la Secretaría de Cuidados, que funciona en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). El total de créditos asignados para el Sistema de Cuidados (ejecutados a través del Mides, el INAU y la ANEP) en 2016 fue de $ 1.041 millones. Para 2017 se incrementó en $ 1.058 millones y ya se dispuso de otros $ 104 millones adicionales para el 2018 (expresado a valores de 2017).
CAPACITACIÓN
En total hay unas 3.000 personas capacitadas para atender de forma personalizada a personas con dependencia severa.Según los datos presentados por las autoridades, a diciembre de 2017 hay 7.500 personas con dependencia severa que fueron seleccionadas y ya están en condiciones de acceder al programa de asistentes personales. La mitad de quienes reciben atención personalizada son menores de 30 años. Otro de los puntos que se ha desarrollado es la apertura de nuevos centros CAIF para los niños de la primera infancia. A su vez Bango contó que se avanza en mejorar los controles y capacitación del personal de las casas residenciales.

ACTIVIDAD Y EMPLEO
Leve disminución del desempleo
En mayo, el desempleo se ubicó en el 8,1% de la población económicamente activa, lo que implica que bajó una décima de punto porcentual respecto a abril y aumentó dos décimas respecto a mayo de 2017.
El Instituto Nacional de Estadística (INE) registró una leve disminución del desempleo respecto a abril responde a un aumento de la demanda de trabajo por parte de las empresas, que se incrementó más que lo que lo hizo la oferta, es decir, la cantidad de gente que salió a buscar empleo.
El incremento de la tasa de empleo fue de dos décimas de punto porcentual (pasó de 57% en abril a 57,2% en mayo), mientras que la tasa de actividad aumentó una décima de punto porcentual (pasó de 62,1% en abril a 62,2% en mayo).
En términos interanuales, sin embargo, ambas tasas muestran un ligero descenso.
Un año atrás el empleo estaba en 57,8% de la población económicamente activa y la tasa de actividad en 62,8%.
Acceder al comunicado del INE
http://www.ine.gub.uy/documents/10181/30865/ECH+Mayo+2018/38ab5239-d301-4f46-8a59-40d3b08adba3

PRIMER SEMESTRE DE 2018
Exportaciones cárnicas aumentaron 9 % y lácteos 6%
Las exportaciones cárnicas de Uruguay totalizan 995 millones de dólares del 1.º de enero al 30 de junio, un 9 % más respecto de igual período de 2017, con China y la Unión Europea como principales destinos. El informe del Instituto Nacional de Carnes (INAC) indica que la venta de productos bovinos alcanzó a 230.752 toneladas y 825 millones de dólares, mientras que la de ovinos sumó 6.921 toneladas y 32 millones de dólares.
Ver datos de INAC
http://www.inac.uy/innovaportal/file/1056/1/matriz-boletin-y-anexo-30-06-2018.pdf
LÁCTEOS
Las exportaciones de lácteos uruguayos crecieron 6% en el primer semestre de 2018 al ser comparadas con igual período del año anterior, como consecuencia del incremento en el volumen exportado de leche en polvo entera, pero a menor precio. También subió en manteca, con valores que fueron superiores.
Según los datos del Instituto Nacional de la Leche (Inale), el precio promedio de la leche en polvo entera en el primer semestre fue US$ 3.199, producto que recuperó 5% su valor entre diciembre de 2017 y el mes pasado, pero venía con una caída acumulada anual de 7%.
La leche en polvo descremada no mostró la misma tendencia. El precio promedio fue US$ 1.990 por tonelada, entre diciembre de 2017 y el mes pasado el valor cayó 27% y en el acumulado anual la baja es de 24%. Se valorizaron los quesos, con un precio promedio de US$ 4.302 por tonelada y un valor que creció 5% en las fechas de las dos comparaciones anteriores. A su vez, el precio de la manteca fue US$ 5.453 toneladas y este producto lleva un aumento acumulado anual de 16%. La facturación FOB de la leche en polvo entera en este primer semestre del año en curso fue US$ 171.898.000; en leche en polvo descremada: US$ 10.271; Quesos: US$ 61.749; Manteca: US$ 31.929.
La facturación total del sector lácteo uruguayo en este primer semestre fueron US$ 293.077.000.

POR ALFREDO ASTI
El equilibrio en una Rendición
Acceder al artículo en esta página
http://www.2121.org.uy/index.php/columnas/item/1429-el-equilibrio-en-una-rendicion

MUNDIAL
Celestes
Uruguay quedó entre los ocho mejores, y por puntos, alcanzó el quinto puesto en el mundo.
5º Uruguay
6º Brasil
7º Suecia
8º Rusia
9º Colombia
10º España
11º Dinamarca
12º México
13º Portugal
14º Suiza
15º Japón
16º Argentina
17º Senegal
18º Irán
19º Corea del Sur
20º Perú
21º Nigeria
22º Alemania
23º Serbia
24º Túnez
25º Polonia
26º Arabia Saudita
27º Marruecos
28º Islandia
29º Costa Rica
30º Australia
31º Egipto
32º Panamá

UNA OPINIÓN: JORGE PIÑEYRÚA
Las lágrimas de Josema
Las lágrimas de los deportistas conmueven, lo saben bien los directores de televisión que las buscan para hacer primeros planos, quienes estamos en un estadio lo sabemos pues sentimos subir esa angustia hasta nublar nuestros propios ojos.
Todas conmueven, las de victoria y las de derrota, pero son estas últimas las que me llegan con más fuerza, siento que cargan con el dolor del esfuerzo sin resultado, con algo de vergüenza y con la ilusión rota, la suya y la de los que soñaron con ellos.
Lloran grandes deportistas, jóvenes deportistas, mujeres y hombres y en ese momento aceptan el abrazo protector de su entrenador o un compañero, que quiere cobijar la angustia que da la frustración de perder, de quedar por el camino, aunque todos saben que solo el tiempo da consuelo.
En ese momento llorar es lo único que la desagota y los que no lo hacen en la cancha, esconderán sus lágrimas bajo el chorro de la ducha.
Al finalizar el partido me pegó el llanto de los más jóvenes, la cabeza gacha de Godín, que nunca debería salir de una cancha con la mirada en el piso y se me nublaron los ojos, también se me rompía la ilusión.
Pero me llegaron especialmente las de Josema, porque no había terminado el partido y mientras hacía la barrera tras una falta que el mismo cometió, comenzó a dejar escapar sus lágrimas, lagrimas que sabían que no había vuelta y que no era necesario esperar unos minutos más
para salir.
Ese momento me mostró a un Josema que no conocía, no al pibe de Danubio, no al jovencito debutante en Eliminatorias ante Colombia, no al zaguero escudero de Godín. Me mostró un tipo crecido, maduro, que sabiendo lo que iba a pasar, descargaba su impotencia en el llanto y no en la violencia despechada que tanto tiempo tuvimos en nuestra selección.
Esas lágrimas son una nueva victoria, porque pese a que alguien twiteo que prefería que lastimara algún rival en vez de llorar, Josema, que probablemente tuvo en su historial tomar ese camino, ahora tomo el acertado, el que dignifica la derrota, reconocer que el otro fue mejor y saludarlo con dignidad.
Eso se llama valor.

JORGE VALDANO
Rusia 2018: “Este Uruguay es la hija orgullosa de su historia futbolística”
“Lucharon por cada centímetro de césped; mataron por cada pelota”, destacó el ex delantero argentino sobre la Celeste para un medio inglés.
El ex futbolista argentino Jorge Valdano, campeón mundial con su selección en 1986, lleva varios años siendo columnista de distintos medios. En las últimas semanas se viralizó como si fuese actual un artículo que escribió en 2014 para El País de Madrid después del triunfo celeste sobre Inglaterra por 2-1 en el Mundial de Brasil.
Este domingo, dos días después de la derrota del equipo de Óscar Washington Tabárez a manos de Francia por los cuartos de final de Rusia 2018, publicó para el periódico británico The Guardian una nueva columna reflejando, una vez más, su enorme admiración hacia el fútbol uruguayo.
“La Copa del Mundo terminó para Sud América, pero Uruguay es un ejemplo para todos. Fue eliminado en cuartos de final, pero su enfoque del fútbol y de la vida deben ser aplaudidos”, fueron las primeras palabras escritas por Valdano en su último artículo.
Tras recordar una anécdota con un uruguayo al que encontró gritando el gol de Ghiggia a Brasil en un bar de Milán en pleno Mundial de Italia, en 1990, y ensalzar los logros de la Celeste a través de su historia y personajes como Obdulio Varela y José Nasazzi, se acercó algunos años en el tiempo hasta terminar hablando de la campaña en Rusia.
“Para definir lo que es un gran equipo alcanza con escuchar la historia de Jorge Fucile en Sudáfrica 2010, cuando Uruguay eliminó a Ghana. Fucile ofreció sacrificarse voluntariamente por el condenado Luis Suárez (…) Después de la mano de Suárez se acercó al árbitro y le dijo: ‘estuvo bien, señor. Fui yo. Expúlseme’. No funcionó, pero ese no es el punto. La teoría dice que para ser un verdadero compañero, debes estar preparado para sacrificar su individualidad por la del grupo. Fucile hizo algo que va más allá; sacrificar el deseo natural de gloria que todo futbolista siente por entender que Suárez era más necesario que él en esa batalla y también en la siguiente”, recordó.
“En 2018 Uruguay sigue siendo Uruguay. Fueron el mismo colectivo que siempre fueron. Una lección de vida y también de derrota. Aparecieron en el hotel de pantalones cortos y chancletas con el mate en la mano. Siento admiración cada vez que veo al equipo enfrentarse a la gloria futbolística con esa extraordinaria normalidad. Extraordinario y normal pueden parecer términos contradictorios, pero en este caso y en estos tiempos van de la mano porque permanecer tan normal al haber alcanzado un nivel futbolístico tan alto es una hazaña casi heroica”, agregó.
“Y este es un tema que vale la pena seguir. Dado que más de un equipo que ya se despidió de la copa del mundo por el pecado de la frivolidad, afligido por algo parecido a la vanidad, Uruguay plantea una pregunta: ¿puede ser que la humildad sea más importante de lo que pensamos?”, se preguntó Valdano.
“Se han ido ahora, es verdad. Pero lo hicieron el mismo día que Brasil, una nación de tres millones contra un país de 208 millones. Es una derrota, sí. Pero también una lección. Uruguay es diferente, único. Puede carecer de los recursos que otros en el continente tienen en abundancia, pero tiene algo que esas naciones no tienen, que el resto podría beneficiarse de abrazar. Eso le permite a Uruguay competir, pero va más allá de la cancha. Es duradero”, añadió.
“La primera persona que levanta la bandera de la normalidad es el Maestro Tabárez, un simpático líder. Cuando se encuentra ante un grupo de jugadores, en lugar de una exhibición de poder, el único medio de liderazgo aceptable para él es uno basado en el conocimiento y un estricto sentido de la justicia. Y la justicia solo se puede impartir a través de la meritocracia. Tabárez es la encarnación del típico uruguayo y conoce las cualidades humanas y profesionales de sus jugadores como nadie más después de 12 años en su cargo”, destacó Valdano.
“Tabárez está tan preocupado por educar al hombre como a educar al jugador. Nunca sobreactúa, nunca busca crear una escena: el mejor ejemplo de eso son sus palabras después de la derrota en Francia: ‘este sueño ha terminado, otros vendrán’. El fútbol en el lugar que le corresponde en la sociedad”, ponderó.
“Este Uruguay es la hija orgullosa de su historia futbolística y de su manera de entender el juego. Se despidieron dejando todo: eso puede no ser suficiente para ganar, pero es suficiente para saber que no hay remordimientos ni reproches. Lucharon por cada centímetro de césped; mataron por cada pelota; nunca se sintieron visitantes en ningún lado. Un equipo real, con clase y espíritu, que mostró un talento superior y ambición de guerrero en ambas áreas. En la suya, Diego Godín y José María Giménez defendieron como si el área fuera territorio sagrado; en la de enfrente, Suárez y Edinson Cavani invadieron como si el territorio conquistado fuera la puerta de entrada al paraíso”, escribió.
“La ausencia de Cavani en los cuartos de final los dejó ciegos de un ojo, pero no hubo quejas ni lamentos. Nombré dos zagueros y dos atacantes, pero las malas noticias, muy malas noticias para sus rivales, es que los otros siete jugadores también son uruguayos. Y cuando se va, Uruguay dejó algo. Una lección. Son futbolistas y son personas y llegaron allí con su juego y su personalidad también, la historia y el carácter que los construyó. La identidad que Mario (el hincha que gritó el gol de Ghiggia en el bar de Milán en 1990) celebró ese día y todos los días. Si Inglaterra hubiera llegado a la final ante Uruguay, no tengo idea cuál hubiera sido el resultado, pero estoy seguro de una cosa: al final del partido, se habrían arrepentido de haberle enseñado cómo jugar fútbol”, concluyó.

OPINIÓN DE ÓSCAR BOTTINELLI
Lo que dejan la celeste y Tabárez
En toda actividad humana, en forma explícita o implícita, de manera verbal o gestual, se exteriorizan valores. Ello es mucho más notorio en el fútbol y más relumbrante en un Campeonato del Mundo. Se exhiben valores en la cancha y fuera de ella. Oscar Washington Tabárez expresa la impronta de maestro de escuela, de los maestros de la vieja escuela pública, del modelo trazado por José Pedro Varela. Eso se ve desde la forma de presentación del propio técnico, la forma de presentación de los jugadores y la forma de actuar en la cancha. Es muy importante resaltar que el director técnico lo que trasmite no es solo técnica futbolística sino que además, quizás lo más importante, es que trasmite valores. Exhibe lecciones de compañerismo y sentido de equipo, de prevalencia de lo colectivo sobre lo individual, de asunción de los propios errores sin caer en la autocrítica masoquista, de justipreciar al otro, de no solo no exaltar el divismo, sino de pregonar el igualitarismo en el equipo. También el valor de la disciplina, del esfuerzo, del compromiso con el trabajo.
Quizás el momento más significativo no lo es cuando la victoria sino en la derrota. Tras la eliminación en Sudáfrica en semifinales ante Países Bajos (dicho vulgarmente, Holanda), el Maestro no se escudó en que el segundo y decisivo gol adversario hubiese sido en off-side, sino que dijo sencillamente: "Los holandeses fueron mejores". Ahora, caídos ante Francia en cuartos de final reconoció lisa y llanamente que se cometieron errores, que son inevitables en el fútbol, y que los franceses fueron mejores. Así de sencillo.
Pero muy especialmente exaltar e imponer el valor del juego limpio; no en vano fue la selección –de entre 32– que terminó la primera fase mundialista con menos tarjetas amarillas, tan solo una, y culmina el Mundial sin ninguna expulsión, ninguna roja. El concepto de buscar la victoria pero nunca a costa de violar las reglas; no comprometer la propia conducta a cambio de un resultado obtenido de mala fe. Los uruguayos adultos de túnica y moña en la tribuna, expresan el tributo de un segmento del pueblo uruguayo a esos valores y a la expresión de esos valores. Porque el director técnico lo que trasmitió no solo fue técnica futbolística sino valores. No en vano el 92% de los uruguayos aprueba su gestión.
Es probable que esos valores fuesen un reflejo más extendido de la sociedad hace algún tiempo que ahora, y que hoy muchos de esos valores aparezcan cuestionados desde algún ángulo o de otro. Entre esos valores que pueden estar en duda en alguna parte de la sociedad: lo colectivo sobre lo individual, la disciplina, el igualitarismo efectivo en que uno mismo no se pone por encima del otro, el compromiso con el trabajo, el poner todo de sí para la obtención de un resultado, el respeto sagrado de las reglas.
Tabárez sustituye al modelo impuesto por otros directos técnicos por los años ochenta y nuevamente desde mediados de los noventa. En esos tiempos el Uruguay futbolístico gozó de mala fama en términos de conducta deportiva. No lo fue por casualidad. Hubo durante mucho tiempo la exaltación del juego brusco, el "meter la pierna", el considerar que el fútbol debe ser cosa de machos y de vivos, y el hombre para ser hombre debe demostrar ser un macho y como tal violento. El despreciar el respeto al rival, el despreciar el respeto a las reglas. Como símbolo: la tarjeta roja a José Alberto "Charly" Batista el 13 de junio de 1986, a los 56 segundos de juego, antes de cumplirse un minuto, contra Escocia. Se vio también mucho en baby fútbol, por parte de entrenadores y de padres, la concepción del juego exclusivamente como búsqueda de resultados deportivos sin importar métodos ni costos; el enseñar a los chicos a aplicar la viveza, jugar sucio, hacer trampa sin que fuese visto por el árbitro. Esa fue también una expresión de valores de una parte de la sociedad uruguaya. Esta celeste fue la antítesis de esa concepción.
Un fenómeno que cabe resaltar es la forma en que toda una sociedad se vio reflejada en la selección, expresó todo su cariño por la comarca y su pueblo, pero hecho de tal manera que estuvo lejos de cualquier chauvinismo. La gente sintió algo que es parte de la lucha permanente de Uruguay ante el mundo, en lo futbolístico y lo deportivo en general, pero también en lo político, lo económico, lo comercial, lo financiero, lo académico: la pequeñez y la lejanía. Porque Uruguay es una comarca pequeña y lejana, rodeada casi totalmente por dos grandes colosos y con una reducida ventana que mira al Polo Sur a través de la inmensidad del Atlántico Austral. Como dijo hace mucho Jaime Roos, el país está en un suburbio del mundo lejos de cualquier avenida. La población de la República Oriental es la mitad del uno por mil de la humanidad, el 0,05%, cifra que en cualquier estadística se desecha por insignificante. Con la excepción de Islandia (diez veces más pequeño que Uruguay en términos demográficos), presente en un Mundial en un verdadera hazaña, es el país con menor población en el Campeonato y ni hablar en los cuartos de final. Como ha dicho muchas veces el Maestro Tabárez, Alemania tiene tres veces más futbolistas que lo que Uruguay tiene de población. Esa visión del pequeño país buscando su lugar en el mundo es algo que se reflejó en la lucha de la celeste y en el apoyo de la gente. Y además lejano.
En definitiva, los valores que la celeste expresa y que deberá discutirse cuánto se mantienen y cuánto están cuestionados en el Uruguay: lo colectivo por sobre lo individual, el igualitarismo (el naides es más que naides), justipreciar las propias fuerzas y las fuerzas de los adversarios, asumir los propios errores y no poner la culpa afuera, ser autocríticos sin utilizar la autocrítica como masoquismo destructivo, no comprometer la propia conducta a cambio de un resultado obtenido de mala fe, humildad, compromiso con el trabajo, disciplina.

NO SÓLO EN FÚTBOL
Lola cuarta en el mundo
Dolores “Lola” Moreira obtuvo el 4º puesto del Mundial Sub 21 de Vela, categoría láser radial femenino, que culminó el domingo en Polonia.
La sanducera de 19 años, luego de 12 regatas, quedó solo por debajo de la campeona, la danesa Anna Munch, la italiana Carolina Albano y la australiana Elyse Ainsworth.

Valora este artículo
(1 Voto)