Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/LAS DEUDAS CON LAS MUJERES. La agenda 2030: avanzando en igualdad

BOLETÍN 2121 - 12/06/2018

“Buena parte de las medidas no ha alcanzado a quienes dirigen USU, pero sí ha beneficiado a la gran mayoría de los productores" “Buena parte de las medidas no ha alcanzado a quienes dirigen USU, pero sí ha beneficiado a la gran mayoría de los productores" NetUruguay

RESPUESTA A SECTORES “AUTOCONVOCADOS”
García: Gobierno dispuso más de 20 medidas para el sector agropecuario porque “escucha y actúa”
“El Gobierno escucha y actúa”, afirmó el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, en referencia a las más de 20 medidas destinadas al sector agropecuario. “Buena parte de ellas no alcanzó a quienes dirigen el movimiento de 'autoconvocados', pero sí a la gran mayoría, porque se orientan a pequeños y medianos productores, como las reducciones en el precio del gasoil o de la energía”, sostuvo.
“No es real afirmar que el Gobierno no ha escuchado”, subrayó García en conferencia de prensa, este lunes 11, luego del Consejo de Ministros, en la Torre Ejecutiva. Destacó que “se han puesto en marcha más de 20 medidas desde el momento en que apareció el movimiento de ‘autocovocados’”. “El gobierno escucha y actúa”, enfatizó.
Manifestó: “Buena parte de esas medidas no ha alcanzado a quienes dirigen el movimiento, pero sí ha beneficiado a la gran mayoría de los productores, porque fueron orientadas a los medianos y pequeños”.
Señaló que las medidas tienen que ver con reducciones en el precio del gasoil y de la energía eléctrica para algunos sectores. Recordó que la disminución de la contribución inmobiliaria rural se produjo a iniciativa del Poder Ejecutivo.
Presidencia

RECONOCIMIENTO
El BID pone como ejemplo a Uruguay en digitalizar trámites
Junto a otros tres países dice que da “lecciones” al resto.
Los tramites digitales demoran 74% menos que los presenciales, cuestan mucho menos, y reducen la incidencia de corrupción, sin embargo, en América Latina y el Caribe todavía hay poca inversión para ello. ¿El resultado? Los ciudadanos, las empresas y la administración pública pierden tiempo, dinero y productividad, sostiene el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el informe "Fin del Trámite Eterno: Ciudadanos, Burocracia y Gobierno Digital".
"La complejidad de la burocracia en la región se traduce en el hecho de que hacer un trámite toma un promedio de 5,4 horas", indicó el BID. En Uruguay lleva 3,7 horas y es el cuarto más bajo (detrás de Chile, Costa Rica y El Salvador).
"La complejidad de un trámite no se mide solo a partir del número de horas necesarias para completarlo, sino que además factores como la cantidad de viajes a las oficinas gestoras, los requisitos múltiples, la necesidad de dejar papeles en persona y la falta de claridad con respecto a la información contribuyen a que los ciudadanos tengan que ir a la oficina pública (o a varias oficinas públicas) más de una vez para obtener lo que buscan", afirmó el organismo. En la región, en promedio, un 25% de los trámites requiere tres interacciones o más para su resolución y en Uruguay el 18% (es el tercero con menor porcentaje detrás de El Salvador y Chile).
Además, según el BID la multiplicidad de trámites favorece la corrupción. "Los procedimientos manuales, las interacciones presenciales y la falta de estandarización de procesos hacen que los trámites sean vulnerables a comportamientos deshonestos", expresó.
"Los trámites digitales pueden solucionar muchos de los problemas de las burocracias modernas: son más rápidos (un 74% en promedio), más baratos de prestar (cuestan entre el 1,5% y el 5% de lo que cuestan los trámites presenciales) y menos vulnerables a la corrupción", explicó el reporte.
"Solo Brasil, México y Uruguay ofrecen más del 50% de los trámites gestionados por el gobierno central para empezar en línea", agregó.
Así, en "busca de enseñanzas para superar estos desafíos, en el marco de este informe se han analizado cuatro países: Estonia, Chile, México y Uruguay" que "han desarrollado estrategias, capacidades y modelos de gobernanza para lograr resultados en materia de simplificación y digitalización de trámites" y de allí surgen "lecciones aprendidas" para el resto de los países, señaló.
La primera lección según el BID es "promover un cambio de paradigma que oriente el Estado hacia el ciudadano".
La segunda lección es "empoderar a una entidad rectora con las competencias y los recursos suficientes para impulsar cambios en todo el gobierno" ya que "los trámites están distribuidos a lo largo de las distintas instituciones de gobierno, y mejorarlos suele requerir recursos tecnológicos, humanos y financieros con los cuales las entidades encargadas de los trámites no cuentan".
La última lección es "establecer un modelo de gobernanza que facilite la implementación efectiva" para lo que "es vital apoyar a la institución rectora y fomentar la implementación de las reformas".

Valora este artículo
(0 votos)