Usted está aquí:Noticias/Uruguay y dos premios por el manejo de su deuda

Inclusión financiera: Reducción de aranceles que pagan comercios. Proyecto para que cobro de pasividades vía electrónica sea optativo

Arancel máximo para transacciones de débito bajará de 2,2 % a 1,5 %; para tarjetas de crédito el máximo del arancel se ubicará en torno a 4 %. Arancel máximo para transacciones de débito bajará de 2,2 % a 1,5 %; para tarjetas de crédito el máximo del arancel se ubicará en torno a 4 %. Presidencia

El Ministerio de Economía y Finanzas anunció la reducción de aranceles en las ventas con tarjeta de débito y crédito. El arancel máximo para transacciones de débito bajará del 2,2 % al 1,5 % a partir de 2018, “un tercio de rebaja del costo”, dijo el subsecretario de esa secretaría de Estado, Pablo Ferreri. Respecto a las tarjetas de crédito, el máximo del arancel se ubicará en un 4 %. Economía también anunció proyecto de ley para que el cobro de pasividades vía electrónica sea optativo.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, informó, junto con la bancada del Frente Amplio, un conjunto de iniciativas para mejorar y profundizar el proceso de implementación del Programa de Inclusión Financiera. Explicó que se establece un conjunto de medidas que apuntan a mejorar las condiciones de aceptación de medios de pago electrónicos por parte de los pequeños comercios.
El subsecretario resaltó que se acordó con las principales tarjetas una nueva rebaja que llevará el arancel de las ventas con tarjeta de débito desde el 2,2 % al 1,5 %, al tiempo que el arancel aplicable a las ventas con tarjeta de crédito pasará a ser de 4 %.

Por otra parte, adelantó que se subsidiará el 100 % del arrendamiento mensual de los POS para los monotributistas hasta fines de 2018 y se extenderá hasta fines de ese año el subsidio del 70 % para las restantes empresas que facturen menos de 4 millones de unidades indexadas (UI), lo que llevará dichos subsidios a 70 % y 40%, respectivamente, durante el año 2019.

Por otra parte, se extenderá hasta fines de 2018 la exoneración a las retenciones de impuestos por compras con medios de pago electrónicos para los monotributistas.

Dijo, además, que se establecerá un nuevo régimen de inversiones para incentivar la instalación de POS (en el marco de la ley de promoción de inversiones) en los municipios A, D, F y G de Montevideo y en las localidades del interior, con incentivos mayores para las localidades más pequeñas.

Otra de las medidas establece una nueva prórroga al esquema de remuneraciones para los trabajadores del servicio doméstico, con un cronograma gradual de implementación: mensuales, a partir del 1.° de abril de 2018, y jornaleros, a partir del 1.° de enero de 2019.

Se reglamentaron las disposiciones relativas a grandes operaciones, negocios sobre bienes inmuebles y compraventa de vehículos automotores, y se prorrogó su entrada en vigencia al 1.° de abril de 2018.

Economía anunció proyecto de ley para que cobro de pasividades vía electrónica sea optativo
El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, anunció en conferencia de prensa que el Ejecutivo remitirá al Parlamento un proyecto de ley para que el cobro de pasividades por vía electrónica sea optativo. Se dispone, además, que el sistema previsto para los tickets alimentación no tendrá costo para el empleador y los trabajadores podrán elegir la institución a través de la cual deseen cobrar.

En conferencia de prensa y junto con la bancada del Frente Amplio, el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, anunció que se estableció un conjunto de flexibilizaciones al régimen previsto para el pago de pasividades y beneficios sociales, a través un proyecto de ley que deberá ser aprobado por el Poder Legislativo. De ser así, se mantiene el derecho a que todos los pasivos y beneficiarios de prestaciones sociales que lo deseen pueden acceder a una cuenta bancaria en la cual cobrar su retribución, adelantó, pero están eximidos de la obligación de cobrar por estos medios.

Si bien se entiende que la inclusión financiera permite prevenir la informalidad en la economía, en el caso de los pasivos esta situación no se aplica, dado que reciben sus haberes por parte del Estado; por consiguiente, en este aspecto no resulta necesaria la obligatoriedad.

Aclaró, además, que se mantiene la obligatoriedad tanto para los trabajadores como para quienes brindan servicios profesionales. En este caso, la flexibilización se manifiesta en que se permitirá el retiro de la totalidad del salario sin costo en el primer movimiento luego de cada acreditación del salario.

Se establece, también, un conjunto de modificaciones al sistema previsto para los tickets alimentación, se dispone que no tenga costo para el empleador y que el trabajador pueda elegir la institución a través de la cual cobrar. “Esta iniciativa implica una dinamización importante para el mercado, lo cual redundará en una mayor competencia y en una rebaja de costos”, subrayó.

Valora este artículo
(1 Voto)