Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/EMPRESAS PÚBLICAS. A 25 años del histórico referéndum

BOLETÍN 2121 - SÁBADO 16/12

ADOPTAR POLÍTICAS EDUCATIVAS, CULTURALES Y COMUNICACIONALES ADOPTAR POLÍTICAS EDUCATIVAS, CULTURALES Y COMUNICACIONALES Presidencia

INMUJERES
Ley integral reconoce complejidad de violencia de género y define respuestas del Estado
Para Inmujeres, la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida libre de Violencia basada en Género representa un avance sustantivo en las respuestas que el Estado debe implementar desde los poderes Ejecutivo y Judicial y desde la Fiscalía General de la Nación. La norma define las directrices para las políticas públicas y mandata a las instituciones a intervenir, adoptar y ejecutar programas, acciones y protocolos.
Mariella Mazzotti, directora del Instituto Nacional de las Mujeres del Ministerio de Desarrollo Social, órgano rector de las políticas de género y en el ejercicio de la presidencia del Consejo Nacional Consultivo de Lucha contra la Violencia Doméstica, destacó que la ley aprobada el miércoles 13 en el Parlamento fue el producto de un intenso trabajo que comenzó en 2012.
La norma reconoce la complejidad de la violencia de género que afrontan las mujeres de todas las edades y en diferentes ámbitos, ya que enumera los ataques físicos, psicológicos o emocionales, sexuales, por prejuicio hacia la orientación sexual, identidad de género o expresión de género, económicos, patrimoniales, simbólicos, obstétricos, laborales, políticos, mediáticos, femicidios y acosos sexuales callejeros, así como los lugares donde ocurre: doméstica, comunitaria e institucional, explicó.
También quedan por ley reconocidos los derechos específicos de las víctimas: respeto a la dignidad, intimidad y autonomía, a la confidencialidad, a no ser sometidas a ninguna forma de discriminación, a recibir información clara y accesible, y a contar con protección y atención integral especializada así como a la reparación del daño.
La ley fortalece el acceso a la justicia y a las medidas de protección, la adecuación de los procesos a las necesidades específicas de las distintas poblaciones, es decir niñas, niños, adolescentes, mujeres adultas y adultas mayores, tomando en cuenta su condición o no de discapacidad; y la reparación integral.
ADOPTAR POLÍTICAS EDUCATIVAS, CULTURALES Y COMUNICACIONALES
Asimismo, reconoce la necesidad de adoptar políticas educativas, culturales y comunicacionales para la erradicación de pautas culturales que sustentan la violencia, para lo que es indispensable la sensibilización y participación de todos.
Mazzotti explicó que la ley integral es el resultado de un largo proceso participativo de las organizaciones de mujeres y feministas. “Luego de su aplicación habrá un antes y un después para el tratamiento de la violencia de género en Uruguay, porque esta norma es un ejemplo en América Latina”, enfatizó.
También resaltó el funcionamiento de las tobilleras, la capacitación a policías, el aumento de las unidades especializadas y abogó por más servicios de protección a la infancia, la adolescencia y a las mujeres, por un cambio cultural, por la prevención de la violencia de género, por mejorar los mecanismos de reparación y por la reestructuración de los juzgados de violencia doméstica en juzgados de atención a la violencia de género con atención integral.
La directora de Inmujeres abogó porque existan más servicios de atención en las pequeñas localidades y en el ámbito rural como complementos a los servicios de salud pública que tiene equipos de referencia en violencia doméstica e infantil.
EL TRABAJO DE INMUJERES
En otro tramo de la entrevista, Mazzotti evaluó el trabajo de Inmujeres este año y precisó que pasaron de tener 19 servicios a 27 en todo el país, así como se extendieron la atención a varones agresores de tres a seis departamentos a cubrir seis, que son Montevideo, Canelones, Maldonado, San José, Colonia y Flores.
El instituto también trabajó con adolescentes y jóvenes en coordinación con el Instituto Nacional de la Juventud y con el Ministerio de Salud Pública en la campaña de prevención de noviazgos libres de violencia, que llegó a más de 12.000 adolescentes con participación activa y protagónica en todo el país.
“Inmujeres culmina el año con una estrategia nacional para la igualdad de género que es una hoja de ruta con una mirada de medio plazo al 2030 que trabajó en concordancia con el Consejo de Género y todas sus instituciones en el marco de lo que será el Plan Nacional de Desarrollo Sustentable, iniciativa de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto”, afirmó la entrevistada.


SUBSECRETARIO PABLO FERRERI
Regulación de las comisiones de las AFAP privadas beneficiará a un millón de afiliados
La bancada frenteamplista resolvió, en su proyecto sobre cincuentones, topear las comisiones de las AFAP al 50% adicional a lo que cobra la administradora que cobra menos, es decir, la estatal República AFAP. El subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, dijo a La Diaria que los representantes de las AFAP privadas están teniendo reuniones con el gobierno por este tema. El semanario Búsqueda informó que el gobierno colombiano, país de origen de la AFAP Sura, expresó al uruguayo su preocupación por la decisión de la bancada oficialista, que cuenta con el visto bueno del Poder Ejecutivo.
Según los balances contables de las AFAP publicados por el Banco Central del Uruguay (BCU), el aumento de la recaudación de las AFAP privadas en términos reales por concepto de comisiones se duplicó, y en algunos casos se triplicó, entre 2005 y 2016, debido fundamentalmente al crecimiento del salario real y a la formalización del empleo. El monto de lo recaudado por Integración AFAP por concepto de comisiones creció 215% en términos reales entre 2005 y 2016; lo recaudado por Sura creció 166%; en el caso de Unión Capital, la variación real fue de 129%; y en el caso de República AFAP, de 26%.
En una carta fechada el 27 de noviembre, dirigida al BCU, República AFAP solicita reducir a partir de enero de 2018 su comisión de administración de 0,74% a 0,71% del sueldo total afectado a la AFAP (que representa una baja de 4,9% a 4,7% de los aportes totales del trabajador). De aprobarse el proyecto que está a estudio de la Comisión de Hacienda integrada con Seguridad Social de la Cámara de Representantes, y en las condiciones actuales del mercado, cada decisión de este tipo que tome República AFAP implicará una baja automática de comisiones de las AFAP privadas. Las administradoras privadas tendrán dos años de plazo, a partir de la aprobación de la ley, para adaptar los valores de las comisiones a la nueva normativa.
MEJORA EN LA JUBILACIÓN
El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo esta semana a Subrayado que la medida del tope a las comisiones permitirá reducir la "enorme dispersión" que hay entre las comisiones más caras y las más baratas.
Ferreri, en conversación con La Diaria, destacó que la medida beneficiará a más de un millón de afiliados a las AFAP; se espera una reducción de comisiones de aproximadamente 20 millones de dólares, que serán directamente traspasados a mejorar los ahorros de los trabajadores. "Esto afecta positivamente en especial a los trabajadores más jóvenes, que son los que más tiempo van a aportar y, por lo tanto, a pagar comisiones. En esos casos, la jubilación puede mejorar hasta 7%" afirmó.
El jerarca aseguró que el problema no es la escala, como han sostenido ejecutivos de AFAP, sino que las comisiones más caras que cobran las AFAP privadas se traducen en rentabilidad.
En la entrevista con La Diaria Ferreri también dijo que “cuando uno mira los balances publicados en el BCU, ve que la rentabilidad sobre patrimonio de las AFAP privadas es de aproximadamente 70%, mientras que la rentabilidad de República AFAP es de 30%. Cuando uno ve estas diferencias, llega a la conclusión de que el hecho de cobrar casi el triple de comisión no es solamente por un tema de escala, sino que es un tema de tener una rentabilidad mucho mayor”. Agregó que, al considerar estas diferencias en materia de rentabilidad, "parece necesario generar este tipo de intervención, sobre todo porque es un mercado que no tiene un dinamismo demasiado importante", porque los trabajadores no suelen cambiarse de AFAP, aunque pueden hacerlo, y "podrían pagar una comisión mucho más baja”. Ferreri acotó que en Chile y Perú también hay mecanismos para reducir las comisiones de las administradoras privadas.


"ESTAMOS ANTE UN GRAVE PROBLEMA SOCIAL Y CULTURAL"
"Alarma" en el PIT-CNT por otra golpiza a un trabajador rural en Salto
A pocos días de que se conociera el procesamiento sin prisión de un capataz por violencia contra un peón de estancia en Salto, la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA) y el PIT- CNT denunciaron el jueves públicamente otro hecho de agresión hacia un trabajador rural, también en Salto.
El trabajador, oriundo de Tacuarembó, trabajaba desde hacía ocho meses en un stud próximo al hipódromo de Salto, a cambio únicamente de alojamiento y comida. Consiguió trabajo en otro stud, lo que motivó que el patrón lo fuera a buscar, le pegara en la cara y luego continuara pegándole en el piso. Con la ayuda de una vecina, logró llegar a una comisaría y desde allí fue trasladado al Hospital de Salto, donde quedó cuatro días internado, en observación. El 12 de diciembre fue dado de alta, y desde entonces el Plenario Intersindical del PIT-CNT en Salto lo está asistiendo con alojamiento, comida y asesoramiento legal, mientras que la UNATRA también le brinda respaldo a su familia en Tacuarembó.
Según contó a la diaria César Rodríguez, dirigente de la UNATRA, ayer de mañana se presentó la denuncia por este caso en el Juzgado de Salto, y se solicitó una audiencia a la Dirección Nacional de Trabajo que se espera concretar la próxima semana. "Vamos retrocediendo", lamentó el dirigente, que describió que el trabajador vivía en "un sometimiento extremo de condiciones de vida, salariales y habitacionales", ya que dormía en la propia caballeriza.
En un comunicado divulgado ayer, la UNATRA pide que se instrumenten mecanismos "que concreten salidas laborales para los trabajadores que pasan a integrar listas negras al ser expuestos públicamente, por hechos de represión", solicita que se convoque de forma urgente al Consejo Superior Tripartito Rural y que haya sanciones judiciales "que definitivamente logren disuadir estas prácticas salvajes". Además, reclama que "existan fallos acordes a los tiempos de la gente común, el de los vulnerados de siempre".
El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, por su parte, considera en un comunicado: "Tres agresiones por parte de empleadores o capataces en muy pocos meses en el departamento de Salto configuran una situación preocupante que despierta alarma". "Estamos ante un grave problema social y cultural", sostiene la central sindical, y reclama, además de la intervención judicial y estatal, "que las distintas asociaciones rurales se pronuncien rechazando estas prácticas medievales e instruyan a sus afiliados a cumplir sus obligaciones respetando los derechos de los trabajadores".
MURRO: HABRÁ UNA CAMPAÑA NACIONAL
El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, anunció que habrá una campaña nacional por el respeto a los derechos y obligaciones y en medio rural. El anuncio del ministro se dio tras “los lamentables hechos que se han dado”.
“Hemos acordado con la Asociación Rural del Uruguay, la Comisión Nacional de Fomento Rural, los sindicatos de trabajadores rurales de la Unatra (hacer)una campaña nacional de información y sensibilización de los derechos. Las gremiales empresariales le transmitieron, dijo Murro, la importancia de explicar a cada productor las obligaciones que tiene.


UNA OPINIÓN DE ÓSCAR BOTTINELLI
La rotación de los vientos
Hay indicios de mejoramiento del Frente Amplio y estancamiento opositor
El proceso político democrático del Uruguay marca en el último siglo tres grandes etapas, es decir, desde la instauración del Estado moderno, que más o menos coincide con la Constitución de 1918 y con el establecimiento de una poliarquía, que fue plena la mayor parte del tiempo, semiplena en casi una década (y en medio de esos procesos, algo más de una década de interrupción militar). Así es que se vivió hasta las elecciones de 1971 el predominio de un bipartidismo de origen fundacional, colorado-blanco; desde entonces y hasta 2004, el persistente y constante ascenso de una izquierda/centro izquierda desafiante y en paralelo la caída sistemática e ininterrumpida de los partidos tradicionales; y a partir de allí el leve debilitamiento del Frente Amplio, la conformación de un nuevo bipartidismo (Frente Amplio-Partido Nacional) y el crecimiento de las otras opciones (Partido Independiente, Unidad Popular, voto en blanco/anulado).
Las últimas elecciones nacionales, en octubre de 2014, arrojan un 47,8% para el Frente Amplio, 43,8% para ambos partidos tradicionales en conjunto, un 5,1% para los partidos que flanquean al Frente Amplio hacia izquierda y hacia el centro (Unidad Popular, Partido de los Trabajadores, Partido Ecologista Radical Intransigente, Partido Independiente) y finalmente un 3,3% de voto en blanco y anulado. Presentado en dos variables de agrupamiento, de dichas elecciones surge un área de Frente Amplio y alrededores del 52,9%; y también surge un área de oposición del centro a la derecha del orden del 48,9% (en ambos conjuntos está incluido el Partido Independiente).
Así se arriba a este periodo interelectoral. En base a los estudios de la Encuesta Nacional Factum, lo más impactante que se registra es una extraordinaria caída del Frente Amplio de 19 puntos porcentuales respecto al último resultado electoral nacional, por primera vez en su historia; y además, aunque solo en una oportunidad (al cierre del segundo trimestre de 2017), la pérdida del primer lugar, lo que no sucedía desde alrededor de dos décadas. Otro dato paralelo es el gran fortalecimiento del Partido Nacional, que llegó a alcanzar hasta dos puntos por encima de las elección anterior y en una oportunidad superar al Frente Amplio. Un tercer tipo de dato es el fortalecimiento de las alternativas no tradicionales, como el Partido Independiente y de Unidad Popular.
Sin embargo, hay una serie de indicios que marcan un cambio en los vientos. El más significativo es que el Frente Amplio sale de la banda de flotación del 29% al 31% en que osciló desde el primer trimestre de 2016 hasta el segundo de 2017, y alcanza en intención declarada de voto el 33%. Pero a ello hay que agregar que un análisis detenido del conjunto de la encuesta revela la existencia de un voto no explícito hacia el Frente Amplio. Corresponde aclarar que no es un voto deliberadamente oculto, sino el voto de un conjunto de personas enojadas, desilusionadas o descreídas con el Frente Amplio, pero que en forma indirecta dan señales muy fuertes de que en el momento de ser llamados a las urnas, su voto va para el Frente Amplio. Ese voto no explícito pude estimarse entre 5 y 8 puntos porcentuales, lo que arroja una estimación de voto presente de entre 38% y el 41%. Ninguna otra opción registra con esa claridad ese voto no explícito. Por otra parte, el Partido Nacional no retiene el 33% alcanzado a mitad de año y retrocede al 31%, en el mismo nivel de la elección pasada.
Hay un dato adicional que confirma la rotación de los vientos, o al menos un movimiento de vientos cambiantes ¿Que percepción tienen los uruguayos respecto a de qué partido político será el próximo presidente? El 46% cree que el próximo presidente será del Frente Amplio y otro 2% dice que de izquierda, lo que totaliza un 48%. A su vez, el 33% cree que va a ser del Partido Nacional, más otro 3% que cree que va a ser "Opositor", lo cual totaliza 36%. A mediados de año, la creencia en el triunfo presidencial frenteamplista o de izquierda totalizaba 45% y la de triunfo presidencial nacionalista o de un "Opositor" acumulaba 41%. Hay pues un incremento de 3 puntos hacia el Frente Amplio y un descenso de 5 puntos hacia el Partido Nacional. En total, la diferencia de percepciones arrojaba a mediados de año una leve ventaja de 4 puntos para el Frente Amplio sobre el Partido Nacional y esa diferencia se amplía ahora a 12 puntos. Hay un cambio fuerte en las percepciones de la sociedad.
¿Qué ha pasado? Una primera línea explicativa, yendo a lo más grueso, puede denominarse el "Efecto Post Sendic". Para los analistas políticos (incluido este autor) el Frente Amplio resolvió mal el Caso Sendic, fundamentalmente porque su Plenario Nacional no tomó ninguna medida en su contra ni avaló explicitamente a su Tribunal de Conducta Política (TCP). Para la gente la lectura fue más gruesa: se conoce el dictamen del Frente Amplio lapidario contra Sendic (el dictamen del TCP es visto como dictamen del FA) y en cinco días Sendic cae de la vicepresidencia de la República. El TCP es la cara que salva al Frente Amplio y con la caída de Sendic caen muchas culpas y errores de muchos.
Hay un (relativo) lavado de cara. Quizás también ayuda la existencia de una percepción de alivio económico, de disipación de los nubarrones (aunque no para las víctimas de los puestos de trabajo perdidos). La contracara es que hay un estancamiento de la oposición y en particular un enredo en que cae en el Partido Nacional, especialmente por el manejo (aun inconcluso) del Caso Bascou.
Cabe observar que el Frente Amplio inició cada uno de los dos años calendario de este periodo de gobierno con pérdida de oxígeno: en 2016 por el estallido del tema ANCAP, en 2017 por lo que ya queda globalizado en el Caso Sendic. Si así fue en esos dos años, el 2018 lo va a iniciar con una fuerte inyección de oxígeno. A la inversa, la oposición inició esos dos años in crescendo; en cambio, va a iniciar el 2018 en una situación que va entre el estancamiento y el retroceso.
El Observador, 15/12/2017

Valora este artículo
(1 Voto)