Uruguay pide en Naciones Unidas castigos para gobiernos que bombardean a civiles

Nin Novoa apuntó directamente a las potencias permanentes del Consejo de Seguridad (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido) Nin Novoa apuntó directamente a las potencias permanentes del Consejo de Seguridad (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido) EFE

NIN NOVOA APUNTÓ A LAS POTENCIAS PERMANENTES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD (EE.UU., RUSIA, CHINA, FRANCIA Y REINO UNIDO)

Uruguay pidió hoy en la ONU castigos para los Gobiernos que bombardean hospitales y otros objetivos civiles y urgió a las potencias internacionales a controlar sus ventas de armamento.

"Es una obligación de la comunidad internacional propender a la identificación y castigo de los culpables", defendió el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, en un discurso ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Nin Novoa, que presidió una sesión centrada en los ataques contra hospitales y personal sanitario en las guerras, recordó que para acabar con la impunidad, los Estados deben garantizar investigaciones sistemáticas.

Además, pidió que el Consejo de Seguridad también "asuma su responsabilidad" e imponga sanciones a los responsables o remita casos a la Corte Penal Internacional (CPI). Pese a que el Consejo de Seguridad adoptó el año pasado una resolución para tratar de combatir los ataques contra hospitales, éstos han seguido produciéndose e incluso aumentando durante los últimos meses en países como Siria, Yemen, Afganistán, Irak o Sudán del Sur.

"A todos nos consta que la mayoría de los ataques sobre hospitales e instalaciones sanitarias no son parte de los llamados daños colaterales, sino que se trata de acciones premeditadas y fríamente calculadas", dijo el canciller uruguayo.
Nin Novoa subrayó que los "ataques más devastadores son los efectuados por vía aérea" y recordó que en ninguna de las guerras en cuestión los llamados rebeldes tienen fuerzas aéreas propias.

"Quienes sí tienen fuerzas aéreas son los Estados involucrados en los conflictos y, por consiguiente, la responsabilidad primaria recae sobre dichos Estados", denunció.

El representante uruguayo también consideró responsables a los países que "suministran y venden, o autorizan a sus pujantes y prósperas empresas el suministro y la venta, de los aviones y su correspondiente armamento".

Nin Novoa apuntó directamente a las potencias permanentes del Consejo de Seguridad (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido), citando un estudio según el cual esos cinco países suministraron entre 2011 y 2015 el 75 % del total de las exportaciones de armas.

"El control sobre el comercio internacional de armas es una necesidad evidente", dijo el ministro, que apuntó que 2016 vio el mayor volumen de comercio mundial de armas desde el fin de la Guerra Fría.

Nin Novoa citó además a Martin Luther King y al expresidente estadounidense Dwight Eisenhower para subrayar la necesidad de "soñar" con un mundo con menos armas y más pacífico.

"Nada de lo grande que ha construido la humanidad a lo largo de su extensa peripecia ha sido posible si no se ha soñado primero", subrayó en su discurso, que fue recibido con numerosos aplausos, algo poco habitual en el Consejo de Seguridad.

EFE

Intervención completa del canciller Nin Novoa

file:///C:/Users/s-auinterior/Downloads/-Intervenci%2525c3%2525b3n+Canciller+Nin+Novoa+en+Consejo+de+Seguridad+de+ONU+-+Protecci%2525c3%2525b3n+de+Civiles%252C+centrado+en+la+protecci%2525c3%2525b3n+de+la+atenci%2525c3%2525b3n+m%2525c3%2525a9dica+en+conflictos+armados+-+25+.pdf

Valora este artículo
(0 votos)