Astori: La discusión sobre la primarización de la producción es nefasta e inútil

"Hay que tener foco desde donde irradiar excelencia, innovación y cambio tecnológico" "Hay que tener foco desde donde irradiar excelencia, innovación y cambio tecnológico" MEF

“Hemos caído muchas veces en una discusión inútil y nefasta sobre la ‘primarización’ de la producción” en Uruguay, cuestionó el ministro de Economía, Danilo Astori, tras agregar que da la impresión que producir alimentos fuera negativo. Destacó que esa actividad agropecuaria genera conocimiento con diversificación y complejiza la estructura que, con la inversión lograda, influyen en el crecimiento inclusivo y el desarrollo.

La discusión sobre que Uruguay produce fundamentalmente productos primarios “es nefasta e inútil para el país en un mundo cada vez más complejo, porque hay que tener foco desde donde irradiar excelencia, innovación y cambio tecnológico”, sostuvo Astori al disertar este martes 6 en el XXXI Foro Económico "Más inclusión, más innovación, mejor inserción: la política económica frente a los nuevos desafíos".

“La bioproducción y las tecnología de la información constituyen el núcleo más importante y más profundo de irradiación de progreso hacia el futuro”, sostuvo el titular de Economía y Finanzas en el seminario organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), del que también participó la plana mayor del equipo ministerial.

“Uruguay tiene complejos para fortalecer la densa trama de articulación intersectorial que promueve resultados positivos”, subrayó. Agregó que no habla de sectores porque “hoy todo está articulado horizontalmente sin compartimentos estancos”.

Mencionó el complejo forestal, la agroindustria, las energías renovables, el turismo, los servicios globales, la industria audiovisual, entre otras.

“La estructura de la producción es el primer aspecto relacionado al crecimiento inclusivo para lograr el acceso a los frutos del crecimiento con mejores niveles de equidad e igualdad”, señaló. “Junto a la inversión influyen decisivamente sobre las posibilidades del crecimiento inclusivo”, recalcó.

Agregó que necesita diversificarse imperiosamente porque “trae consigo la multiplicación de alternativas y la complejidad es un signo de prosperidad”.

“La diversificación y complejidad también se generan cuando una actividad preexistente se transforma”, puntualizó. A modo de ejemplo, sostuvo que la producción agroalimenticia comienza a incorporar conocimiento y “hace que el país sea uno de los principales productores de alimentos en el mundo en base a calidad”. “Ese conocimiento agregado es diversificación”, enfatizó.

En su disertación, el ministro manifestó que desde 2005 “no tenemos modelo de política económica sino que una orientación y un rumbo que se hacen más importantes cuando existen turbulencias en el mundo, la región y en particular en el vecindario”.

“Lo nuestro no es una estructura inflexible llena de respuestas preconcebidas para todas las preguntas, que es lo que se presenta asociado al concepto de modelo”, argumentó. “Se definió un rumbo y se trata de seguirlo paso a paso, gradualmente, evitando atajos tentadores y traicioneros”, apuntó.

“Ponemos el acento en inclusión, innovación e inserción con transformaciones estructurales realizadas desde el comienzo de la gestión que se continuarán desarrollando”, aseveró.

Reiteró la importancia del concepto de política económica “en el sentido de actuar sobre la realidad para modificarla dando contenido a las políticas públicas”.

“La inclusión, la innovación y la inserción internacional no caen del cielo, se construyen con política con una estrategia”, subrayó. Agregó que “a la participación de la sociedad en su conjunto no hay ni política ni resultados”.

Destacó que el actual objetivo es retomar los niveles de crecimiento de los últimos años para lo cual Uruguay está preparado y se debe “enfocar especialmente en crecimiento inclusivo e inserción internacional con apuesta a la calidad y la excelencia”.
Fuente: Presidencia

Valora este artículo
(0 votos)