Usted está aquí:Discursos y Documentos/Bonomi: Los homicidios bajaron 9,6 % y las rapiñas 3,7 % en 2016 en todo Uruguay

Bonomi: Los homicidios bajaron 9,6 % y las rapiñas 3,7 % en 2016 en todo Uruguay

Contundentes datos sobre seguridad en el fútbol. Contundentes datos sobre seguridad en el fútbol. Parlamento

“Los homicidios bajaron 9,6 % y las rapiñas 3,7 % en todo el país el año pasado”, resaltó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, al responder este miércoles a la interpelación que le realizó la Cámara de Representantes. Añadió que esa tendencia continuó en enero, con una nueva caída en el primero de los delitos, esta vez de 10 %, y de 5,3 % en el segundo caso, mientras que los hurtos descendieron 5,4 % en igual lapso.

“En 2016, los homicidios han tenido una caída muy pronunciada de 9,6 % en Uruguay y de 15,6 % en Montevideo”, destacó Bonomi este miércoles 15 en la interpelación de la Cámara de Representantes, la primera vez en la historia del cuerpo que se hace para informar sobre seguridad en el fútbol.

Bonomi recordó que “el momento de mayor crecimiento de homicidios en el país fue el período 1990-1994, con un aumento de 27 %.

Explicó que “en los últimos cinco años comenzó a crecer el motivo del conflicto entre criminales como el factor explicativo” y detalló que desde 2012 a 2015 el peso de los homicidios por esta causa pasó de explicar 29 % a 36 %. “En términos proporcionales, un aumento del 24 %”, especificó.

“Si analizamos la perspectiva histórica de las últimas dos décadas, observamos una tendencia a la concentración de los homicidios en Montevideo, indicó. En 1995 eran 48 % del total y en 2015 fueron 59 % de todos los homicidios perpetrados en Uruguay.

“Pero desde el año pasado esta situación cambió”, advirtió, para luego añadir que “los homicidios resultantes del conflicto entre criminales y los homicidios cometidos en el marco de rapiñas o hurtos fueron los que más descendieron y los que explican en grandes proporciones la merma global de ellos”.

Precisó, además, que “la tasa de homicidios promedio desde América Central hacia el Sur es 24,3 cada 100.000 habitantes, mientras Uruguay tiene una tasa de 7,6”. También se refirió a la tasa de aclaración de homicidios donde en Uruguay es de 60,8 %.

Bonomi puso a modo de ejemplo para los diputados que la del FBI (Federal Bureau of Investigation), en Estados Unidos, es de 61,5 %, “con la diferencia de que en Uruguay un caso está aclarado cuando la justicia procesa al sospechoso por la causa imputada y para el FBI, en cambio, un homicidio está aclarado cuando el fiscal resuelve llevar el caso a la justicia, aunque el juez, después, considere que el acusado es inocente”.

LAS RAPIÑAS SIGUEN A LA BAJA
El ministro Bonomi también hizo referencia a las rapiñas que “en Uruguay han tenido un crecimiento constante que, a pesar de variaciones puntuales a la baja en algún año aislado, pasaron de 1.578 en 1985 a 20.348 en 2016”.

“Nos propusimos alterar esta realidad con una meta ambiciosa de alcanzar una reducción de un 30 % en el último año de este período de gobierno”, resaltó.

En este proceso, “la rapiña bajó en todo el país un 3,7 % durante 2016”. “La tendencia de crecimiento promedio acumulado desde 1985 fue de del 10 % y, en 2016, no solo dejó de crecer, sino que bajó”, subrayó.

Indicó que “en Montevideo el descenso fue de 4,7 % y en toda el área metropolitana (incluye parte de Canelones y de San José), de 4,5 %”. "Esto no es fruto de una acción puntual de la policía que tuvo un resultado inesperado, no hay improvisación”, sostuvo.

Explicó que “la distribución de los delitos en Uruguay no es homogénea en el territorio nacional”. Detalló que “en 2016, el 94,7 % de las rapiñas se concentraron en el área metropolitana”. El año pasado, en Montevideo, ocurrieron el 80,3 %, en Canelones el 13,2 % y en San José el 1,2 %.

Agregó que además “de tener una tendencia a concentrarse en determinadas zonas, también suceden en franjas horarias específicas del día, en particular entre las 17 horas y la medianoche”.

Dijo que, en este marco, la estrategia orientada a reducir las rapiñas tiene tres pilares con un rol central del nuevo sistema de patrullaje basado en evidencia con el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

Otro pilar es la extensión del sistema de videovigilancia en el área metropolitana, que implica la instalación de 3.200 cámaras que se suman a las actuales. El tercero, son las reformas legislativas que se acordaron en las reuniones multipartidarias.

Puntualizó que el PADO cuenta con 1.000 personas dedicadas exclusivamente al patrullaje, de los cuales 500 corresponden a la Jefatura de Montevideo, 250 a la de Canelones, 50 a la de San José y 200 a la Guardia Republicana.

Para este nuevo patrullaje, que comenzó el 11 de abril, se identificaron 28 microterritorios en Montevideo, 19 en Canelones y cinco en San José, en los que se desplegó de manera intensiva en los horarios de mayor ocurrencia de delitos.

Valoró que el PADO permitió bajar todos los delitos violentos: copamientos 59,7 %, violencia privada 21,8 %, lesiones graves 14,6 %, homicidios 12,5 %, violaciones 5,9 %, atentados 5,2 %, violencia doméstica y amenazas 4,9 %, lesiones personales 4,7 %, atentado violento al pudor 3 %.

Dijo que para mejorar la seguridad “han recomendado hablar con el exalcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, pero “estamos hablando con sus asesores desde 2011 y se firmó un convenio con quien fue su jefe de Policía, el comisionado William Bratton, y nos está asesorando la policía de Nueva York en los fuertes sistemas de control de gestión”.

SEGURIDAD EN EL FÚTBOL
“Somos muy conscientes de la situación que vivimos, somos parte de la sociedad y sabemos que la seguridad y la convivencia son los temas que más preocupan a los uruguayos”, expresó Bonomi al repasar la situación en el fútbol profesional uruguayo.

“Hay que tener memoria para entender el presente”, afirmó el ministro y repasó hechos históricos desde la primera suspensión de un clásico del fútbol uruguayo en 1905.

“No estamos diciendo que no hay problemas de violencia en el deporte, pero queremos ubicar en la dimensión real esta situación que hoy vivimos, que fue creciendo en las décadas anteriores por opción, omisión o incapacidad”, señaló.

Desde su punto de vista, “se considera de extrema gravedad lo sucedido en el frustrado partido clásico entre Peñarol y Nacional que no se jugó y en el que no hubo muertos ni heridos de por vida ni lesiones graves, aunque sí ocurrieron incidentes”. Acotó que se tomaron “las medidas necesarias para evitar que esas situaciones extremas de riesgo de vida no sucedieran y las evitamos”, sentenció.

“La investigación, la acción de la justicia y el accionar de la Policía arrojó luz sobre el tema y permitió que se comprendiera mejor la necesidad de la seguridad privada en las tribunas, que se tomaran las medidas para la instalación de la cámaras de identificación facial en el estadio Centenario, el Parque Central y el Campeón del Siglo, así como un sistema de cámaras móviles para llevar a otros estadios”.

“También llevó a que las entradas se vendan fuera de los estadios donde se disputan los encuentros deportivos y con la obligación de presentar cédula de identidad”, concluyó.

Presidencia

RESPUESTAS DE BONOMI

Una nueva convocatoria llevó al ministro Bonomi al Parlamento para responder sobre los hechos de violencia que llevaron a la suspensión del encuentro clásico del pasado 27 de noviembre junto a temas relativos a la evolución de los delitos.
El miembro interpelante realizó 45 preguntas que el ministro respondió una vez culminada su exposición inicial transcurridas casi 10 horas de sesión en la cámara baja uruguaya.
Respuestas del ministro Bonomi
https://www.minterior.gub.uy/images/pdf/respuestas_interpelacion.pdf

RAPIÑAS ANTES Y DESPUÉS DEL PADO
A partir del año 2016 se comenzó a desplegar una estrategia orientada a reducir las rapiñas, que tiene tres pilares centrales:
1) El nuevo sistema de patrullaje basado en evidencia, donde el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) tiene un rol central.
2) Extensión del sistema de videovigilancia en el área metropolitana, que implica la instalación a partir del año que viene de 3200 cámaras.
3) Reformas legislativas que se acordaron en las reuniones multipartidarias, donde la ley que se votó, relacionada a los reincidentes, reiterantes y habituales tiene un papel muy importante.
Bonomi, se refirió al PADO y a su impacto en la evolución de las rapiñas. “La baja de las rapiñas en el año 2016 representará una alteración definitiva en la tendencia. Habrá un antes y un después del 2016”.
“Luego de instalado el PADO se logró, no sólo revertir el crecimiento, sino que logramos comenzar a descender globalmente las rapiñas. No solo bajaron donde funciona el PADO, sino que bajaron en todo Montevideo”.
Aunque el programa se inició en el cuarto mes del año 2016, su desempeño ha logrado impactar logrando descender las rapiñas luego de muchos años de constante crecimiento. En el año 2016, la rapiña bajó en todo el país un 3,7%. En Montevideo el descenso es de un 4,7% que, como he dicho concentra, el 80,3% de las rapiñas de todo el Uruguay. En Canelones del 4,3 %. Con estos datos podemos decir entonces que en toda el área metropolitana, las rapiñas han descendido en 2016 un 4,5%”.
El ministro destacó que: “En el mes de enero de 2017, complementando la baja que hemos manejado, respecto a los homicidios y las rapiñas durante 2016, se ha producido una nueva baja; a saber, los homicidios bajaron el 10 % ciento en todo el país; las rapiñas bajaron el 5,3 % en todo el país, y además los hurtos bajaron el 5, 4 % en todo el país”.
“Nosotros creemos que hay que mejorar más la seguridad, que es posible si uno tiene en primer lugar claro el problema, si lo estudia y es transparente con las cifras. Y si es responsable, sensato y tiene una estrategia y un plan. Nosotros sabemos para dónde vamos, tenemos un plan y una estrategia que hemos aplicado”, enfatizó el secretario de Estado.

Ministerio del Interior

Rate this item
(0 votes)