Usted está aquí:Discursos y Documentos/GENERAL LIBER SEREGNI, DISCURSO DESDE EL BALCÓN AL SALIR DE PRISIÓN, 19/03/1984

GENERAL LIBER SEREGNI, DISCURSO DESDE EL BALCÓN AL SALIR DE PRISIÓN, 19/03/1984

Una multitud aclamó a Seregni al pronunciar su primer discurso luego de una década de prisión Una multitud aclamó a Seregni al pronunciar su primer discurso luego de una década de prisión FA

“Fuimos, somos y seremos una fuerza constructora, obreros de la construcción de la Patria del futuro”

El 19 de marzo de 1984, a las 17.45 horas fue liberado de cárcel Central el General Liber Seregni. Minutos más tarde pronunció desde el balcón de su domicilio su primer discurso luego de 10 años de prisión. Una multitud, principalmente jóvenes, se reunió frente al domicilio del General, en Bulevar Artigas y Bulevar España.
Se corean consignas: "Seregni amigo el pueblo está contigo", "El pueblo unido jamás será vencido", "Con el Frente Seregni Presidente", en una manifestación popular de enormes dimensiones, que concitó gran atención a nivel nacional e internacional. Un hecho histórico que fue un mojón fundamental en el camino del pueblo uruguayo hacia la recuperación de la Democracia, luego de once años de dictadura.
Estas fueron las palabras del general Seregni:

"Ni una sola palabra negativa, ni una sola consigna negativa"

"Muchas gracias compañeros Quiero decirles dos o tres palabras. Primero, mi tremenda emoción, mi reconocimiento y mi cariño para ustedes, (le alcanzan un megáfono). Bueno, con esta ayuda creo que voy a poder hacerme entender mejor... Han pasado diez largos años. Salgo con la contienda tan tranquila como entré, salgo más firme, salgo más convencido de nuestros ideales, salgo más decidido que nunca a entregar hasta el último átomo de mis energías al servicio de nuestro pueblo. Es momento de expresar una tremenda alegría; pero es momento de pensar el camino que tenemos que transitar hacia adelante. La Patria marcha a la reconquista de la democracia. En ese camino está.

Todos nuestros esfuerzos para facilitar esa marcha y para alcanzar la libertad y el total ejercicio de la democracia. Por eso compañeros, pedía recién a ustedes: ni una sola palabra negativa, ni una sola consigna negativa. Fuimos, somos y seremos una fuerza constructora, obreros de la construcción de la Patria del futuro.

Sólo quiero repetirles ahora mi tremenda emoción de este momento, mentiría si no les dijera durante estos largos años cuántas veces soñé con el momento de ser reintegrado a la libertad que me había sido sustraída.

Pero una cosa es soñarlo y otra cosa es vivirlo, compañeros, como lo estoy viviendo en estos momentos. Sólo quiero decirles una y mil veces muchas, muchas gracias compañeros por estar acá. Antes que ustedes se retiren, quiero decirles una cosa, la gran preocupación de este momento, para poder transitar efectivamente los caminos a la recuperación de la democracia es la pacificación de los espíritus, la pacificación nacional.

Lo sentimos como la necesidad, no hay democracia si no hay paz. Y la pacificación que lleve al reencuentro de los orientales tiene que reconocer necesariamente la más amplia de las amnistías, la libertad de los presos políticos, el retomo de los exilados, la desproscripción de hombres y partidos. Sólo les pido a ustedes, que en una demostración cabal de que el pueblo se ordena a sí mismo, que nuestro pueblo siempre se ha ordenado a sí mismo, vayan ahora para sus casas. Les pido a ustedes, que en la forma más pacífica y más tranquila cada quien retorne a su hogar.

Hoy es un día que espero inicie el camino en que todos los que están detrás de rejas por motivos ideológicos y por motivos políticos puedan salir en el más breve plazo, que puedan abrirse las puertas y estar todos en la libertad de este país.

No más compañeros; comprendan que estoy, no cansado, estoy tremendamente emocionado.

Muchas gracias, otra vez a todos muchas gracias".

Rate this item
(0 votes)