Usted está aquí:Discursos y Documentos/Uruguay creció por encima de sus vecinos y se posicionó como un país de renta alta

Astori: La corrupción y las faltas éticas han “lastimado seriamente a la política” y “hay mucha gente enojada” en toda la región

Danilo Astori dio un giro al foro que se estaba desarrollando en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) Danilo Astori dio un giro al foro que se estaba desarrollando en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) Presidencia

A las puertas de una nueva discusión presupuestal, el ministro Astori advirtió que, con el gasto público “tensionado”, se necesitan “reformas muy profundas” y un sector privado “crecientemente importante”

Acceder a la versión más amplia en la web del MEF, que incluye el video

https://www.mef.gub.uy/24133/1/mef/astori:-frente-a-las-restricciones-fiscales-es-fundamental-extremar-la-mejora-en-la-calidad-del-gasto.html

Después de escuchar a la ministra de Finanzas de Paraguay y a su par de República Dominicana hablar de la situación fiscal en sus países, Danilo Astori dio un giro al foro que se estaba desarrollando en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en Santiago de Chile. “A mí me gustaría cambiar un poco el enfoque y ubicar los temas de la realidad fiscal de la región en situaciones un poco más globales que se han venido generando en los últimos tiempos, y que tienen, en mi modesta opinión, una directa influencia sobre lo que estamos discutiendo. Me refiero a los importantes y graves procesos de corrupción que hemos tenido en diferentes circunstancias. Me refiero a los crecientes cuestionamientos éticos que han venido asociados a esos procesos de corrupción, y al impacto que eso tiene sobre la política”, dijo el ministro de Economía y Finanzas uruguayo.
Astori hizo ese planteo en el XXX Seminario regional de Política Fiscal efectuado el 26 de marzo, pocos días después de que en Perú dimitiera el presidente implicado en denuncias de corrupción vinculadas a la multinacional brasileña Odebrecht, y que en Uruguay un fiscal pidiera procesar por distintos delitos al ex vicepresidente Raúl Sendic y a otros exjerarcas de Ancap.
“Hoy estamos reunidos aquí para hablar de política, no para hablar de instrumentos solamente. (…) La política económica es, antes que nada política, política en el sentido abstracto, no partidario”, señaló el secretario de Estado como introducción.
Dijo que los hechos de corrupción y faltas éticas recientes en la región —sin especificar cuáles— han “lastimado seriamente a la política” y contribuyeron a “su desprestigio, al ‘son todos iguales’, al ‘no se puede esperar nada de ellos’. ¿Por qué menciono esto?: porque estoy convencido de que el instrumento fundamental de la política económica es el fiscal, sin ignorar los demás. Pero que pierda prestigio la política y que el principal instrumento de la política sea el fiscal, nos conduce a una situación grave, que al menos no recuerdo en la región en tiempos pasados. Hay mucha gente enojada” y “disconforme”. Y agregó: “Lo primero que tenemos que tomar (es) conciencia de esta realidad (…)”. Enseguida preguntó “cuál es el punto de partida para detener este prestigio”, y contestó que es necesario “tener una visión estratégica. (…) Tenemos que empezar a luchar contra el desprestigio que se produce desde el área política”.

LA “ESTRATEGIA”
Luego desgranó los componentes de esa “estrategia”, que relacionó con el manejo fiscal. En ese tramo de su intervención Astori pareció estar hablando acerca del discurso programático de los gobiernos del Frente Amplio, o de sus propias convicciones políticas para Uruguay.
Afirmó que el “crecimiento inclusivo es una parte fundamental de la ecuación por construir”, y defendió la idea de la “apertura al mundo” así como la necesidad de apostar a una producción de “calidad” y “excelencia”.
“Si tenemos claros lineamientos estratégicos como estos, vamos a tener una base fundamental” para poder mejorar los números fiscales, sostuvo. “La gente tiene que volver a creer. Los enojados tienen que volver a reflexionar sobre cuáles han sido las historias previas (…)”, dijo.
Añadió que mientras el sector público debe procurar el fortalecimiento institucional, el privado “está llamado a asumir responsabilidades crecientes en la América Latina de hoy, por las restricciones” presupuestales. Hoy el panorama fiscal en la región en general “está en tensión, y por eso el sector privado está llamado a asumir una responsabilidad fundamental”, insistió.
El ministro se refirió luego a los impuestos como parte de la política fiscal y señaló que la equidad “no puede estar ausente del sistema tributario. La eficiencia tampoco puede estar ausente; no se trata de tener muchos impuestos, se trata de tener pocos con mucha capacidad recaudatoria. Y el estímulo a la inversión: estamos pasando por una de las peores épocas de la inversión en muchos países de América Latina. Y me refiero a la calidad y a la cantidad de la inversión. Y obviamente, un sistema tributario no puede estar diseñado ignorando que necesitamos más que nunca estimular a la inversión. Seguimos con los motores del consumo y la exportación, pero la inversión ha caído. Y es necesario recuperarla. (…) Allí habrá que tener en cuenta los equilibrios entre los objetivos: no podemos pasarnos de equidad y comprometer la inversión, tampoco podemos pasarnos de estímulos a la inversión y ser muy injustos en el diseño del sistema”, sostuvo.

Astori aseguró que el gasto público es más eficiente que los impuestos cuando se busca una mayor equidad de ingresos en la sociedad

Por otro lado, Astori aseguró que el gasto público es más eficiente que los impuestos cuando se busca una mayor equidad de ingresos en la sociedad. “El problema es que ese gasto público está muy tensionado. En los últimos tiempos ha habido un crecimiento muy importante del gasto endógeno, que no se puede disminuir. Y ha disminuido el gasto discrecional, aquel con el que tenemos que trabajar. Ojo, el gasto endógeno ha crecido por buenos motivos: mejores sistemas de salud, seguridad social”, reflexionó.
“Adelanto que América Latina no podrá ignorar transformaciones importantes en el gasto endógeno si es que quiere seguir practicando un gasto público que atienda las condiciones de vida de los más necesitados. Hoy el margen es cada vez menor. Necesitaremos reformas muy profundas, en la seguridad social sin ninguna duda, y lo menciono en primer lugar. (…) Por eso también habrá que ser muy selectivos con los destinos del gasto público presupuestal y comprometer al sector privado a jugar un papel crecientemente importante en estos temas, por ejemplo en la creación de capacidad humana y capacidad fiscal. (…) El protagonismo del sector privado va a tener que ser cada vez más importante en el futuro”, planteó.

EL PRESUPUESTO
Tres días antes del seminario en Santiago de Chile el Ministerio de Economía había informado que el déficit fiscal bajó del equivalente a 3,7% en los 12 meses cerrados en enero, a 3,5% del Producto Bruto Interno en el período anual a febrero. Son algo más de US$ 2.075 millones, una cifra abultada que el equipo económico pretende ir abatiendo con gradualidad.
En su disertación, Astori reflexionó sobre la gestión fiscal y financiera, y la necesidad de hacerlo en coherencia con otras áreas de la política económica. Resaltó la importancia de contar con “solvencia financiera”, porque sin esta, dijo, “es muy difícil luchar contra las restricciones fiscales. (…) Es mucho más difícil luchar sin plata”.

Adelanto que América Latina no podrá ignorar transformaciones importantes en el gasto endógeno si es que quiere seguir practicando un gasto público que atienda las condiciones de vida de los más necesitados

Señaló que el presupuesto no puede ser para los gobernantes “un instrumento para que cierren las cuentas. Es un instrumento para generar información permanente, para vincular una institución con la otra, para que todos sepan qué están haciendo los demás. Eso es calidad del gasto. Como es calidad el sustituir el viejo y querido mito de que todo presupuesto tiene que ser incremental: hago el presupuesto para el año que viene, le di 100 a educación, bueno, le tengo que dar 120. Porque es mucho más importante que el incremento, qué se hizo, qué resultados se obtuvieron, qué metas se obtuvieron, cuándo se revisan, cuándo se establecen compromisos de gestión asegurando partidas presupuestales que se entregan solamente si se cumplieron los resultados. En esto estamos muy atrasados en América Latina. Y cuando se tienen restricciones presupuestales, es muy importante la calidad”, alegó.
El ministro habló en un panel titulado Desafíos de la política fiscal en un entorno de lento crecimiento económico junto al subsecretario de Hacienda de Chile, Francisco Moreno Guzmán, los ministros de Hacienda de Paraguay y República Dominicana, Lea Giménez y Donald Guerrero, la viceministra de Egresos y Tesorera Nacional de Costa Rica, Martha Cubillo, y la secretaria del Tesoro de Brasil, Ana Véscovi. En un documento presentado en el foro la Cepal destacó la aprobación de medidas tanto en el área de los ingresos como de los gastos, aprobadas por el gobierno uruguayo con el fin de “equilibrar las cuentas públicas”.
Búsqueda, 05/04/2018

Valora este artículo
(1 Voto)