Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Nin defendió gestión comercial de cancillería

Nin defendió gestión comercial de cancillería

Negociaciones con Unión Europea están muy bien encaminadas. La expectativa es iniciar el acuerdo a fin de año. El lunes se reúne en Madrid con Comisión Europea Negociaciones con Unión Europea están muy bien encaminadas. La expectativa es iniciar el acuerdo a fin de año. El lunes se reúne en Madrid con Comisión Europea Presidencia

El canciller Rodolfo Nin Novoa señaló que apoyó el aumento de la tasa consular porque es "hombre de gobierno". En entrevista con El Observador reivindicó el trabajo que su cancillería está haciendo para abrir nuevos mercados desde el Mercosur, dijo que es hora de que la negociación de la Unión Europea muestre resultados políticos, y afirmó que hay un "empuje" del Mercosur para negociar con China.

¿Qué valoración hace sobre el trabajo de la cancillería en materia comercial?
Lejos de afirmarse que la cancillería y las negociaciones comerciales están retrocediendo, como leí la semana pasada que dijo un especialista desde su confortable universidad de Estados Unidos (en referencia a Nicolás Albertoni), la realidad es otra cosa totalmente distinta. No estamos retrocediendo en absoluto, estamos trabajando para avanzar. Es muy fácil decir que se está retrocediendo, pero yo presento las pruebas del trabajo que venimos haciendo en los últimos años. Abrimos negociaciones y avanzamos en otras como nunca se había hecho hasta ahora.

¿Cuáles son las pruebas?
En setiembre de 2016 tuvimos la tercera reunión de la comisión administradora del acuerdo entre el Mercosur e India. Con la Unión Europea hay reuniones todos los meses y el acuerdo está bastante avanzado. Empezamos con Mercosur-EFTA, ya se hizo un diálogo exploratorio en Davos y ahora estamos hablando de los términos de referencia. También se inició un diálogo exploratorio con Corea en noviembre de 2016 en Buenos Aires. Hay negociaciones entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico. También tuvimos una reunión con Singapur, que ahora asume la presidencia de la ASEAN. Pensamos que ese puede ser un buen canal de ingreso. Empezamos con las negociaciones Mercosur-Canadá y además hay diálogo con Japón y el bloque conformado entre Australia y Nueva Zelanda. Tenemos conversaciones con SACU (la unión aduanera de los países del sur de África). Y recién vine de México donde ya se firmaron los términos de referencia para profundizar el Tratado de Libre Comercio que ya tenemos. Tuve una reunión con el vicecanciller muy extensa y profunda en la que sentí un gran compromiso político.

¿Qué resultados destaca?
Los resultados no dependen de un solo país, sino del producto del trabajo de un conjunto de países. En el Mercosur somos cuatro estados y en cada reunión que hacemos con otro grupo de países también hay varias voces, en la Unión Europea son 28 por ejemplo. Entonces no es que Uruguay puede tener resultados por sí solo, sino que tiene que acordarlos y discutirlos con un conjunto grande de estados.

¿Qué es lo que está más encaminado de todas esas negociaciones?
Las negociaciones con la Unión Europea, sin duda. La expectativa es iniciar el acuerdo a fin de año. Tenemos una reunión el próximo lunes en Madrid con la comisaria de Comercio de la Comisión Europea y allí intercambiaremos alguna cosas más desde el punto de vista político, que tenemos que empezar a mostrar algo. Sobre todo, tenemos que poner la agenda agrícola arriba de la mesa. Ese es el tema: carnes, etanol para los brasileros, en fin agricultura en general.

¿El escándalo de la carne brasilera dificulta la negociación?
No, al revés. Me parece que lo que ha sucedido es que ha potenciado la posición de otros países productores de carne como Uruguay y Argentina. En definitiva, las barreras sanitarias corren por protocolos separados. Son parte del acuerdo comercial, pero si alguien no cumple con las disposiciones sanitarias y fitosanitarias es muy difícil el ingreso. Y eso no afecta a quien cumple.

La ampliación del TLC con Chile fue celebrado en el Ejecutivo porque hacía años que no se lograba negociar pero el proyecto sigue en el Parlamento. ¿Cómo ve el tratamiento parlamentario?
Yo hubiera esperado que tuviera mayor agilidad. Ya estamos en mitad de año y está por entrar el presupuesto. La verdad es que es un tratado ampliamente favorable para el Uruguay por las disposiciones que allí se establecen. Uruguay no pierde un solo escalón de sus beneficios, al contrario los amplía. En normas laborales, medioambientales, facilitación de comercio, en cualquiera de estas cosas el Uruguay está en mejores condiciones que Chile. Yo llegué a escuchar de parte de algunos legisladores que este tratado perjudicaría el sistema previsional. Y eso no es así: no lo va a perjudicar en nada. Este tratado debería votarse en el correr de este año.

¿Con China se sigue trabajando?
Se sigue trabajando. Hay un empuje desde el Mercosur a ver cómo podemos avanzar dependiendo también de Paraguay que tiene relaciones con Taiwán y no con China.

¿Hay un empuje desde el Mercosur?
Hay un empuje desde el Mercosur. Durante la presidencia protémpore argentina, el presidente Mauricio Macri estuvo en China y habló de ponerse a conversar sobre la posibilidad de un acuerdo.

Se podría argumentar que la decisión del gobierno de aumentar la tasa consular va en contra de esa tan buscada apertura comercial. ¿Cuál fue su posición sobre esta decisión?
Creo que desde el punto de vista programático y conceptual, el aumento de la tasa va un poco en contra del discurso. Pero es una necesidad fiscal que tenemos, cosa que muchos países hacen también. Hasta la Organización Mundial del Comercio (OMC) permite que cuando las diferencias comerciales o fiscales son muy grandes, se puedan aumentar aranceles o tributos. Todo el mundo sabe cómo es mi filosofía en cuanto a la apertura. Pero yo soy un hombre de gobierno que comprendo las necesidades fiscales. Si tuviera otra alternativa para conseguir US$100 millones la daría, pero la verdad es que no la tengo. Entonces como hombre de gobierno trataré de explicar lo máximo posible la aplicación de esta tasa que, además, no es para siempre sino que tiene un programa de desgravación.

Pero es consciente que tanto en el Mercosur como fuera esta medida podría generar reparos y que la OMC ya había recomendado sacarla.
Va a generar consultas, por lo menos. Todo esto yo ya lo dije en el Consejo de Ministros que es mi ámbito de discusión.

“SE ESTÁ TRABAJANDO MUY BIEN Y VAMOS AVANZANDO CON BUEN RITMO”
"Hay que acelerar lo más posible los acuerdo comerciales", solicitó Tabaré Vázquez a su equipo de trabajo en relaciones exteriores en el último mes. Por eso la Cancillería, comandada por el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, intentará la semana próxima avanzar de forma significativa para lograr cerrar acuerdos comerciales, primero con la Alianza del Pacífico, y también con la Unión Europea.
La intención de Uruguay es ingresar al acuerdo comercial del Pacífico como miembro asociado, lo que podría concretarse antes de fin de este año.
"Estamos con mucho énfasis en la agenda externa. Se está trabajando muy bien y vamos avanzando con buen ritmo. No solo en La Unión Europea, también con Corea del Sur, Japón y la Alianza del Pacífico", dijo a El País el canciller Nin Novoa que esta semana viaja para participar de la XI Cumbre de la Alianza del Pacífico en Cali, Colombia. En esta reunión serán lanzadas negociaciones comerciales con los Estados asociados. Allí es donde entra Uruguay.

Rate this item
(0 votes)