Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Desde 1995 el FA gobierna Montevideo. Valores fuertes en su programa

Desde 1995 el FA gobierna Montevideo. Valores fuertes en su programa

Gral. Arq. Jaime Igorra Gral. Arq. Jaime Igorra

POR JAIME IGORRA

EL Programa de Gobierno Departamental para Montevideo tiene su esencia en el Documento 6 del Frente Amplio.

Desde 1995 el F. A. gobierna Montevideo siendo los Jefes del Gobierno Departamental Tabaré Vázquez en 1990, Mariano Arana 1995 y 2000, Ricardo Erlich 2005, Ana Olivera 2010  y Daniel Martínez 2015 (actualmente en funciones y con recientes cambios en su equipo de gobierno).

¿Cuáles son los valores fuertes de ese Programa que concita la adhesión de la mayoría de los Montevideanos?

Como no puede ser de otra manera en un Gobierno Departamental, hacer frente a la demanda de Servicios, Infraestructura y Vivienda es un tema de suma importancia.  A partir de 1990 Montevideo dejó de ser una ciudad obscura mejorando y ampliando la red lumínica en todo el Departamento particularmente en la ciudad de Montevideo y Santiago Vázquez. Incluso la caminería de la zona rural del Departamento fue dotada de luminarias. El saneamiento amplió sus redes llevando a enormes barrios que no disponían del mismo la posibilidad de conectarse a una red con las consiguientes mejoras ambientales y salubridad. El Transporte Público con la construcción de terminales, mejoras en la flota de vehículos, subvención para mantener un boleto al alcance de los más necesitados, sendas exclusivas para ómnibus, corredores urbanos que mejoran la circulación y seguridad en el tránsito, ampliación de la red de semáforos y cámaras de vigilancia, agilidad en la expedición de boletos, etc. La política Departamental de Vivienda que con el otorgamiento de tierras para los diferentes planes y la regularización de asentamientos precarios tanto ha contribuido en este delicado asunto.

Atendiendo a reclamos vecinales y la propia política departamental para proporcionar espacios para los diferentes usos deseados por la población, Montevideo volvió a tener nuevos parques y plazas particularmente en las zonas de la periferia que con tanto agradecimiento disfrutan hoy esos barrios. No menos importante es el mantenimiento de plazas y parques existentes, así como la creación de la Plaza Liber Seregni que los vecinos usan como una de las más exitosas apropiaciones de un espacio público en los últimos tiempos.

La explotación de los recursos costeros en toda la costa del Departamento para la recreación y el turismo con la consiguiente certificación ambiental y la seguridad que brindan los guardavidas municipales coordinando con Prefectura Nacional.

La atención a generar zonas nuevas para la recreación como los humedales salinos del Río Santa Lucía, la rambla de Santiago Vázquez, la Rambla del Cerro y otros sitios que los vecinos y la descentralización operando en las alcaldías reclaman.

El control y descenso de la contaminación en diferentes aspectos como las normas para neutralizar la contaminación acústica que puedan producir lugares recreativos, el  tránsito, la industria, etc. La existencia de una red de saneamiento que alcanza a más del 90 % de la población de Montevideo haciendo que sea una de las ciudades más seguras del continente en este aspecto. La disposición de un sistema de contenedores en casi todos los barrios mejorando sustancialmente la disposición de los residuos domiciliarios.

La capacidad de llegar a las cosas, el acceso, ha sido diseñado y aplicado por los gobiernos de Montevideo del FA como nunca antes se tenía noticia. Bien sea por las funciones que cumplen las Policlínicas Municipales o la instalación de wi-fi en diferentes espacios públicos, la disminución de barreras arquitectónicas, los espectáculos culturales en diferentes zonas, etcétera.

Todo ello contribuye a mantener los valores de la propiedad en la ciudad, algo tan apreciado por los montevideanos ya que no se accede sin sacrificios a disponer de una propiedad urbana y por otra parte son las propiedades las que generan el padrón impositivo más importante para sostener la carga impositiva. En este aspecto los gobiernos del Frente Amplio han puesto su mayor cuidado para que los impuestos tengan un justo y equilibrado valor.

Desde el punto de vista de la seguridad y la sanidad Montevideo registra una muy buena reputación en los diferentes registros internacionales que observan y comparan diferentes situaciones. En lo que hace a la seguridad ciudadana existe una coordinación eficiente con el Ministerio del Interior aunque la opinión pública reclama mejores resultados. Hay indudables mejoras en el equipamiento y calidad de los funcionarios policiales y una acertada política de ese ministerio en que sea la Policía la encargada de la seguridad interior.

No han dudado los gobernantes departamentales del FA ante la urgencia o la emergencia en recurrir al Ministerio de Defensa de modo acotado y puntual, pero jamás caer en los reclamos de algunos en que se empleen esos recursos de modo permanente para atender la seguridad interior. En aquellos países en los que esto se ha hecho los resultados han sido nefastos. La seguridad interior requiere medios, personal y procedimientos totalmente diferentes a los que se puedan emplear por organismos militares para la Defensa Nacional.

Hay molestias que los vecinos hacen saber y reclaman soluciones. Ruidos, embotellamientos de tránsito, basurales, veredas rotas, descuido con las mascotas y sus desechos, etcétera. Estos reclamos se tratan de reducir, tanto a nivel de los alcaldes como departamental. Inducir a un mejor comportamiento colectivo y ciudadano es una de las acciones que se llevan adelante y tal vez la que alcance mejores resultados aunque insuma más tiempo y paciencia.

Nuestra ciudad tiene características que los gobiernos del FA intentan proteger, como la Rambla de Montevideo y sus espacios playeros, los mojones indicadores de distancias para correr o caminar. También nuestros parques como el Prado, Rodó, Batlle y Ordoñez, Carrasco, Club de Golf, etcétera, el arbolado de nuestras calles que son además cualidades y símbolos de nuestro entorno que los programas de gobierno atienden con dedicación y esfuerzo. Sitios emblemáticos como el Teatro Solís, nuestras Plaza Independencia, Constitución, Libertad y otras.

Estos valores fuertes que contemplan los Gobiernos Departamentales  del FA en Montevideo son los motores y logros principales de su Programa Político, su núcleo racional y emotivo. Tal vez la causa por la cual en el espectro político no exista disposición real a disputarle al Frente Amplio el Gobierno Departamental de Montevideo.

Rate this item
(0 votes)