Usted está aquí:Noticias/BOLETÍN 2121 - MARTES 19/09

Ley de cuotas: un tema de largo debate

Florencia Agrafojo: Técnica en administración de empresas, miembro de la Jota 21 y Asamblea Uruguay, concejala Municipio B, delegada de AU a la Coordinadora B del FA. Florencia Agrafojo: Técnica en administración de empresas, miembro de la Jota 21 y Asamblea Uruguay, concejala Municipio B, delegada de AU a la Coordinadora B del FA. @floragrafojo

POR FLORENCIA AGRAFOJO

En el año 2009, se aprueba la ley 18476 de cara a las Elecciones Nacionales de ese año para conformar listas.

La mayor disparidad entre varones y mujeres políticas se da en los espacios de poder. Mientras ellas son mayoría en la militancia dentro de los partidos y en los cargos no remunerados institucionales, no se traslada esto a los cargos de gobierno rentados tanto municipales, departamentales como nacionales, sobre todo a nivel parlamentario.

En la actual legislatura con la aplicación de la ley de cuotas, ha aumentado la participación femenina, pero sin alcanzar aún el 20% que pone a Uruguay por debajo del promedio regional y mundial, ubicándonos en el puesto 93 del ranking del mundo según la Unión Interparlamentaria de Mujeres en el Parlamento.

Para 2014/2015, y con mínimas diferencias, la actual senadora y ex presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, el presidente del directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, el presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres, y el secretario general del Partido Colorado, Max Sapolinsky, se manifestaron a favor de la Ley de Cuotas para las elecciones de dichos años, normativa que se aplicaría en esa instancia por única vez. Los mencionados dirigentes desde ese entonces ya expresaban su intención de que su aplicación se extienda hacia el 2019.

La interrogante es desde dónde es positivo comenzar a ser paritarios. ¿Es desde el parlamento directamente? ¿Es desde los partidos políticos? Si en algo coincidimos la mayoría de los que defendemos “la cuota” es en que es triste tener que hacerlo desde una ley y no desde la iniciativa del sistema político uruguayo. ¿Tiene que ser a través de las leyes que se persiga la equidad de género? ¿Cuándo va cambiar la sociedad? ¿Es necesario legislar contra el patriarcado? Preguntas y más preguntas.

ACTUALIDAD
El 15 de marzo, la Cámara de Senadores aprobó el proyecto de ley de Cuota Femenina por unanimidad. Se vive un tímido avance y se espera ahora seguir avanzando cuando la sanción se realice en Diputados, pudiendo el proyecto ser modificado y volver a la cámara anterior. La modificación no tiene porqué ser sinónimo de negatividad. Es preciso estar en el tema para entender los cambios que pueden realizar las cámaras en el proyecto, ya que pueden incluso mejorarlo. Tenemos que tener en cuenta que el proceso de sanción de las leyes está descrito en nuestra Constitución y las cámaras pueden hacer modificaciones y mejorar un proyecto muchas veces para su mejor aplicación.

El objetivo es seguir asegurando el ingreso de mujeres en las cámaras. Esto consiste en que de cada tres lugares en las listas, al menos uno sea ocupado por una mujer.

En cuanto al régimen de suplencias hay varias posturas, dado que esto podría ser un arma de doble filo a la hora de armar las listas y de realizar acuerdos internos partidarios.

Si bien es necesario incluir de la manera más amplia posible a las mujeres, los cambios deben ser lentos y progresivos para avanzar de manera segura en el tema.

Valora este artículo
(2 votos)