Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Mahía “el Frente tiene que mostrar vocación de acordar más allá de su propio programa”

Mahía “el Frente tiene que mostrar vocación de acordar más allá de su propio programa”

Desde el 1 de marzo el legislador de la 2121 presidirá Diputados Desde el 1 de marzo el legislador de la 2121 presidirá Diputados hoycanelones.com.uy

El próximo presidente de la Cámara de Representantes será el diputado por Canelones José Carlos Mahía que pertenece a Asamblea Uruguay, Frente Amplio. Tiene su banca, en forma ininterrumpida, desde 1995. Es docente y ejerció, también ininterrumpidamente y en forma honoraria desde 1989 año en que obtuvo, en el IPA, el título de Profesor de Historia.
A Mahía se lo conoce por su capacidad de formar equipos de trabajo. En su secretaría hay expertos en logística, politólogos, comunicadores y se caracteriza por una impronta jóven, rondan los 30 y pocos años. El auto de Mahía es reconocido por los miles de kilómetros recorridos. Es un diputado que ha atendido su departamento y se lo sabe recorredor de todos los caminos. En las habituales giras periódicas amanece visitando la Ciudad de la Costa y anochece en Santa Lucía bien al oeste del departamento.
Ahora el desafío será doble. Mahía deberá presidir la Cámara de Representantes y seguir siendo el vicepresidente del Frente Amplio. Como tal será el representante de la Presidencia del Frente Amplio en el Senado y en diputados. Será el presidente de una cámara donde el oficialismo ha perdido la mayoría. Dice que lo toma como un desafío, una oportunidad para lograr acuerdos. Entre esos acuerdos tiene como una de sus metas impulsar la Universidad de la Educación, hoy trancada por temas presupuestales y profundas diferencias políticas entre el Frente Amplio y la oposición.
- ¿Cuál será su prioridad número uno en la presidencia de la Cámara de Representantes?
- La prioridad será la mejor administración del debate de la Cámara de Diputados para sacar un fecundo debate ideológico, que esto genere las mejores leyes posibles, partiendo de que es un año distinto porque el Frente Amplio no va a tener mayoría automática con sus integrantes de bancada. Lo primero es tratar de ayudar a evitar que los debates no sean estériles, que no se genere un 0 a 0 que no produzca nada, y que cuando se pase raya la producción legislativa del año sea de buena calidad para el ciudadano. Dentro del diseño del año vamos a trabajar para fortalecer dos identidades, la primera es la cultura. Entiendo que el parlamento y el sistema político en su conjunto ha estado divorciado de la cultura y espero poder hacer del Parlamento un lugar de encuentro para los agentes culturales, para la difusión de sus valores y para promover actividades y desarrollar foros y debates que permitan lograr un mejor entendimiento. Los artistas nos señalan que solo nos acordamos cuando vienen los tiempo electorales. La otra está dedicada a la academia, a los científicos, ese será el otro eje. Hay, por parte de los académicos, de los científicos, un sentimiento de cierta lejanía del sistema político en su conjunto. Desde la Presidencia vamos a forjar espacios para que haya mayor conexión y mayor fluidez en el relacionamiento.
- Volviendo al trabajo parlamentario ¿cuáles serían las principales leyes que se deberían aprobar este año?
- La más importante es la Rendición de Cuentas. Por las características que se dio el Presupuesto pasa a adquirir un valor más fuerte. También están las leyes sobre la Caja Militar y los aspecto tributarios referidos a ella, las zonas francas, un capítulo vinculado a género y agregaría dos que me parece muy importantes, una que está en diputados, y es hacer propio el anteproyecto de ley sobre derechos de autor. Es un proyecto que tiene participación de la FEUU, AGADU, Cámara del Libro, y después apoyaron, en líneas generales, todos los actores culturales. La otra ley que me interesa mucho el la promoción, del proyecto del Frente Amplio, de la Universidad de la Educación y yo le agregué de la Universidad de la Educación y el Deporte. Tratar este año de laudar algo. Está difícil. Nosotros desde la izquierda promovemos autonomía y cogobierno, pero para lograrlo se precisan mayorías especiales que la izquierda hoy no tiene, y no va a tener nadie en las próximas elecciones. Por lo tanto, o lográs un propuesta que incluya a todos, y que sea una transición, por un lado con representantes del Poder Ejecutivo, con venia del Parlamento, y de los órdenes tradicionales. Que esta dirección diseñe un contenido académico, curricular, desde el punto de vista técnico, y que logre nuclear al IPA, a los CERP, a Magisterio y también al ISEF, que está dentro de la Universidad y ya tiene la experiencia de la autonomía y cogobierno, que ya desarrolla extensión e investigación, y que sería lógico que se aplicara, extensión e investigación, en otras áreas de la docencia como es Magisterio, el IPA o los CERP. Nadie va a ir en contra de los involucrados, pero sería un drama para el país no superar el viejo enfrentamiento de Vaz Ferreira con Grompone. Para mi es clave para la enseñanza mejorar la formación de los docentes.
- Como articulador desde la presidencia de la Cámara de Representantes ¿cómo va a administrar su cargo de vicepresidente del Frente Amplio?
- En el año 2017 voy a priorizar el trabajo como presidente de la Cámara. Intentaré desatender lo menos posible mis responsabilidades en el Frente Amplio. Mis responsabilidades están en representar a la Presidencia del Frente Amplio en la Cámara de Diputados y en la de Senadores. Ambas están muy vinculadas a las tareas que habitualmente hago. A futuro representaré a la Presidencia del FA en la Comisión de Programa.
- ¿Cómo imagina la Cámara de Representantes después de pasado el año, luego de todo su trabajo?
- Eso va a depender mucho del nivel de debate que se genere. Un aspecto que me parece que no es menor, el Frente tiene que mostrar vocación de acordar más allá de su propio programa, algunas cuestiones con la oposición, para lograr tener los votos suficientes para que salgan los proyecto de ley. Eso es todo una definición. La otra cara de la misma moneda es que la oposición tiene que tener voluntad de acordar. Voy a poner un ejemplo, cuando Pablo Mieres dice 'echen al CODICEN y después considero votar la Rendición de Cuentas', en realidad la sensación que da es que le resulta más funcional marcar perfil que buscar acuerdos concretos. Esto corre para el sistema político en su conjunto. El Frente Amplio tiene que mejorar su capacidad de diálogo y buscar acuerdos, y la oposición debe mostrar que también está dispuesta a no moverse en función de facturas al Gobierno sino de buscar acuerdos concretos. Cuando termine el año veremos, de eso, que se concreta.
- ¿Ud. cree que el Frente Amplio debería tener una política de alianzas en una proyección de acá al fin del período?
- No tengo dudas. En el plano político no solo debe sino que hasta por necesidad. Creo que hay que hacerlo si o si. En el plano de lo social también y no solo con los históricos aliados de las organizaciones sociales sino de otros emergentes de la sociedad uruguaya, que hoy, y en todo el mundo, no están en los clásicos modelos de los años 60'. Es gente que trabaja sobre otros intereses de la sociedad actual, medioambiente, seguridad, género, diversidad, que tiene puntos en común con plataformas muy amplias como la del PIT-CNT, FUCVAM o la FEUU pero que tienen autonomía.
- La pregunta era referida, en parte, a las declaraciones del diputado del FLS, 738, Oscar de los Santos, que decía que tal vez fuera necesario para el Frente Amplio recrear el Encuentro Progresista.
- Puede ser. Pero se necesitaría un espacio que se constituya como tal para poder hablar de eso. Hoy no está constituido un espacio político como tal. Quizá mañana esté, pero hoy todavía no. Por definición está bien, pero me parece que en el caso del Frente Amplio todavía tiene que cambiar una cantidad de cosas y tener una mirada autocrítica de cuestiones que tenemos que mejorar, y ahí, todavía, hay mucha tela por cortar. Por definición está bien, pero tiene que haber un espacio concreto, consolidado que se proyecte para eso.
- ¿Cómo ve Ud., que es docente, el futuro de la educación uruguaya en los próximos años. Ud. fue el único legislador frenteamplista que estuvo en el lanzamiento de Eduy21?
- A mí me moviliza mucho el tema de la educación por mi historia de vida. El 19 de febrero de 1989 me recibí como profesor de historia, con Historia del arte y sobre la Ronda nocturna de Rembrandt. Siempre abracé la docencia con una pasión especial. No en vano me mantuve hasta este año dando clase en forma honoraria. Este es el primer año que no voy a dar clase. A mí me gusta cumplir y este rol distinto en el parlamento podía complicar mi trabajo en el liceo, y así no quería. En el tema educación, uno, hay un atraso ideológico fenomenal. Segundo, hay una visión corporativa muy dura. Tercero, hay una incapacidad del sistema político en su conjunto y la incapacidad de llegar a acuerdos. Cuarto, nos falta una mirada estratégica largo plazo y analizar que hay cuestiones que están reflejando cambios en la sociedad y tenemos un tendencia muy natural de trasladarle al sistema educativo, o a la autoridad de gobierno del período que sea, responsabilidades que están en el seno del hogar y en cada uno de nosotros como padres o referentes familiares. Mis hijos han ido todos a la educación pública y siguen yendo, soy un gran defensor de la misma y la practico en mi propia familia. Ahora bien, creo que tenemos que analizar en particular los resultados de la educación media sobre los resultados académicos, sobre los aprendizajes y estar abiertos a otros formatos de educación y no prescindir de los actores educativos en su instrumentación. Pongo un ejemplo, que hijo no pasó por una academia que prepara en matemáticas o en física, en las llamadas ciencias duras, esa industria sin chimeneas de las academias. Mirando esto en un perspectiva de no menos de 30 años corremos el riesgo que el debate sea solo por más presupuesto y no tener una mirada autocrítica de lo que estamos haciendo. No me gustar caer en que todo es malo o que no hay que cambiar nada. Creo en la mirada equilibrada y en que tenemos que mirar más lejos. De eso se trata.
Uypress/ M.A.Ramírez

Rate this item
(0 votes)