Usted está aquí:Noticias/Treinta y Tres: FA solicita asesoramiento a JUTEP por irregularidades en cobro de tributos

¡Crisis, crisis, crisis!

Habrá que profundizar este rumbo, con una mejor comunicación hacia nuestros compatriotas Habrá que profundizar este rumbo, con una mejor comunicación hacia nuestros compatriotas 2121.org.uy

POR SANTIAGO ARMAS *


Uruguay ha sufrido en estos años una serie de cambios a los que todavía no nos acostumbramos y nos cuesta enormemente apreciar y distinguir.

Esto se debe a que cambios estructurales que una sociedad transita no siempre producen resultados de manera automática. A Uruguay le tomó cincuenta años pasar de ser la "Suiza de América" que recibía inmigrantes a ser un país de emigrantes, y eso que siempre destruir es más simple que construir.

Producto de estos cambios es que Uruguay hoy aparece en lo más alto de la tabla de América Latina en muchos rankings, entre ellos los que miden la confiabilidad del Estado y sus instituciones. Este cambio institucional sí se puede valorar inmediatamente, en gran medida gracias a que podemos compararnos con la región en la que vivimos y porque la confianza hacia un país serio se traduce en inversiones nacionales y extranjeras al largo plazo.

ANALIZEMOS ALGUNOS CAMBIOS EN LA EDUCACIÓN. ¿SE PUEDE HABLAR DE CRISIS?
La ley General de Educación aprobada en diciembre de 2008, crea el sistema nacional de educación pública, también extendió la obligatoriedad de la enseñanza hasta culminar la educación secundaria (sexto de liceo), y cierra así el proceso iniciado con la Constitución de 1967 y la ley de 1973 cuando la obligatoriedad alcanzaba hasta tercero de liceo: en esos 35 años claramente no fue una prioridad que la población accediera a estos tres años de educación formal.

El cambio estructural más importante será lograr que todas las etapas de la educación cuenten con un marco de referencia curricular nacional, que ANEP ya tiene avanzado, para la educación primaria y secundaria. Lograr la coordinación de estas etapas es cambiar el ADN de la educación, que desde los comienzos tienen funciones y objetivos distintos. Mientras la educación primaria surgió como universal, la educación secundaria fue creada como un pre universitario para que la terminen solo los mejores estudiantes. Lejos está esto de la educación de masas. (El liceo hasta 1935 era parte de la Universidad de la República.)

En 1980 asistían a la educación 500 mil personas; hoy asiste un millón. Se ha invertido como nunca en educación, al pasar de un promedio histórico entre 2% y 3% del PIB invertido, al 4,5%. En 2005 una maestra trabajando 40 horas ganaba lo que hoy serían 29 mil pesos. Actualmente esa misma maestra gana 53 mil pesos, un 82% más.

La repetición en la educación media es sin lugar a dudas nuestro principal problema en esta área. La repetición entendida como la ausencia de aprendizaje es una tremenda traba que nuestro Uruguay tiene, y que deriva en un problema mayor que es el abandono de la educación formal. Para cambiar esto, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) vienen discutiendo sobre las políticas a aplicar para terminar con esta situación ya que este cambio no puede esperar.

¿Y CÓMO SE NOS VALORA EN SEGURIDAD CIUDADANA?
Por su parte el Ministerio del Interior (MI) logró por primera vez desde 1985 que los menores infractores no se fuguen de los centros de reclusión y rehabilitación. Esto, a pesar de que parecería ser algo de orden del trabajo del MI, no lo fue en la historia del Instituto Nacional del Menor (INAME), lo que constituyó un cambio notable. (En 1995 se fugaron 567 menores.)

Los organismos internacionales valoran a Uruguay -lo que incluye el trabajo del MI y diversos organismos relacionados con la convivencia social- ubicándolo segundo en América del Sur en el Índice de Paz Global que mide el nivel de paz y la ausencia de violencia de un país o región. Hoy el 61% de los ciudadanos confía en la policía, mientras que en 1995 lo hacía el 47%. El Latinbarómetro 2016 nos ubica primeros en eficiencia policial en América Latina.

Por primera vez desde la salida de la dictadura el gobierno se puede plantear seriamente el objetivo de reducir las rapiñas, lo que se debe a los cambios institucionales que la Policía ha tenido, invirtiendo en cámaras, cambiando modalidades de patrullaje, modificando la orgánica de la policía de Montevideo y zona metropolitana, y combatiendo la corrupción dentro del propio organismo, lo cual fue una característica durante décadas.

INTERPELACIONES Y CAMPAÑAS ELECTORALES ANTICIPADAS
Este año se llamó a sala a los ministros Danilo Astori, María Julia Muñoz y Eduardo Bonomi (que lleva el récord de convocatorias), a los que se les criticó con dureza verbal pero sin consistencia de argumentos la conducción de los ministerios de Economía y Finanzas, Educación y Cultura e Interior.

En las interpelaciones se encuentran en una misma sala destacados referentes políticos, además de los interpelados y los interpelantes, por lo que sería esperable obtener como resultado una discusión política del más alto nivel, donde se debata sobre políticas públicas basándose en las estadísticas de nuestro país y del exterior, donde las opiniones de académicos y trabajadores son tenidas en cuenta en la discusión y en las que se puedan expresar con argumentos las diferencias ideológicas que marcan rumbos distintos en materia de políticas.

En lugar de esto, a la oposición le ha resultado más importante repetir sistemáticamente que estamos en crisis. En sala mucho grito y poca fundamentación, pero al salir, se corre hacia los periodistas para aparecer en los informativos centrales para crear la sensación de que Uruguay va por un rumbo equivocado, pese a que si nos apoyamos en números ciertos y medibles el ciudadano podrá apreciar que no es así.

Habrá que profundizar este rumbo, con una mejor comunicación hacia nuestros compatriotas, que en la mayoría de los casos no pueden acceder a las argumentaciones que ministros y legisladores del FA aportan en las instancias parlamentarias.
Discutir sobre políticos en lugar de discutir sobre políticas es lo que produce que empresarios, reacios a los partidos políticos instalados, tengan tan rápida aceptación aquí o en Estados Unidos.
 
* Santiago Armas (Delegado al Plenario Dptal. de Montevideo por la Coord. L del Frente Amplio)

Valora este artículo
(0 votos)