Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Por GUSTAVO SCARON Una lógica perversa: bajos salarios y buenos retiros

Alianza para el retroceso

Se juntaron Sanguinetti, Lacalle Pou y Larrañaga: el único objetivo es coordinar acciones para derrotar al FA Se juntaron Sanguinetti, Lacalle Pou y Larrañaga: el único objetivo es coordinar acciones para derrotar al FA

POR PABLO URRETA


El lunes a iniciativa del ex presidente colorado se juntaron Sanguinetti, Lacalle Pou y Larrañaga, con el único objetivo de comenzar a coordinar acciones para derrotar al FA y proyectar un posible gobierno de coalición blanqui-colorada.
A la salida del encuentro Sanguinetti dijo que para ganar en 2019, además de pegarle duro al gobierno como lo están haciendo y muy bien, deberían generar alguna propuesta y trasmitir esperanza. Inteligente Sanguinetti, sabe que con criticar y no reconocer ningún avance, no les alcanza, deben juntarse y proponer algo que aunque después no lo hagan, como pasó siempre, entusiasme a la ciudadanía.
Nada nuevo, intentan reeditar la amarga experiencia que desembocó en el Uruguay de las familias rotas por el exilio económico de miles de personas, en el país de la falta de trabajo, de las ollas populares y los clubes de trueque. Porque ese país, el de la decadencia y la desesperanza lo construyeron juntos blancos y colorados.
Este lunes se juntaron: Sanguinetti que fue el creador de la ley de caducidad para proteger a torturadores y asesinos, el que se jacta de no haber perdido una huelga y que trata de fascistas a los gremios docentes; Lacalle Pou que aplaude los modelos de Macri y de Temer que promueven la desigualdad y la exclusión, que no está de acuerdo con los consejos de salarios, ni con las políticas sociales, ni con los derechos de las minorías, y que no votó ninguna de las leyes de transparencia; y Larrañaga que se autodenomina wilsonista pero propone reformar la constitución para implantar medidas temerarias como la cadena perpetua y la militarización de las calles.
El lunes se juntaron los campeones nacionales de la exclusión y el recorte de derechos, los enemigos de los trabajadores y los jubilados, los que no soportan igualar hacia arriba y repartir la torta en forma más justa.
El lunes se juntaron los que no entienden cómo es posible que trabajadores rurales y empleadas domésticas, tengan derecho a cobrar un sueldo digno, a cobrar horas extras, a tener derecho a enfermase, y a jubilarse sin tarjetita.
El lunes se reunieron los que juntos destruyeron del aparato productivo nacional, los que cerraron fábricas, remataron campos y maquinarias, y al mismo tiempo salvaron bancos con plata de todos.
El lunes se juntaron los que les parece bien gastar USD 550 millones al año en 50.000 retirados militares, pero les parece caro invertir USD 234 millones al año en 300.000 uruguayos que la están pasando mal.
El lunes se juntaron los que hoy proponen poner a dieta al Estado que ellos engordaron y engordan acomodando correligionarios y amigos en las Intendencias.
El lunes se juntaron los que defendieron y defienden los privilegios de las minorías acomodadas, y es para esas minorías que pretenden gobernar.
Si, el lunes se juntaron Sanguinetti, Lacalle Pou y Larrañaga, los mesías del apocalipsis, los especialistas del engaño y el miedo, y sentaron las bases de una alianza para el retroceso, porque como dijo Fernando Amado este encuentro tiene mucho más olor a naftalina que a futuro. ¡Pensalo!

Publicado en Primera Hora, San José

Valora este artículo
(0 votos)