Usted está aquí:Noticias/BOLETÍN 2121 - 07/05/2018

Astori ya fue

Edil Claudio Visillac, Frente Amplio-AU-2121, facebook.com/claudiovisillacedil @claudiovisillac Edil Claudio Visillac, Frente Amplio-AU-2121, facebook.com/claudiovisillacedil @claudiovisillac

POR CLAUDIO VISILLAC

Como todos sabemos este 2018 será un año de grandes decisiones en las internas de todos los partidos políticos y en particular en aquellos con mayores chances de acceder al gobierno nacional en 2020.
Parece que el próximo 16 de julio, al día siguiente de la final de la Copa del Mundo de Rusia, se comenzarán a acelerar esas definiciones que señalábamos. Cualquier evento de las características de un mundial genera alteraciones en campañas y ciclos electorales [como en 2014].

Nuestra atención está situada en lo que acontecerá dentro del Frente Amplio. La próxima plataforma electoral que presente nuestra fuerza política tiene que relanzar una nueva y variada agenda comprometida con los más vulnerables pero también con la tan importante clase media.

Un rumbo que exprese estabilidad, profundización y defensa de aquellas conquistas de políticas públicas buenas y exitosas con clara seña de identidad de nuestra izquierda pero que también ponga sobre la mesa la imperiosa necesidad de innovar.

Necesitamos una propuesta que garantice crecimiento de salario, que apunte a un sistema tributario cada vez más equitativo, que proteja derechos laborales, que incorpore a la educación como herramienta relevante para enfrentar los cambios tecnológicos, que mire al turismo como una oportunidad, que mejore sustancialmente la calidad del gasto y la gestión de los recursos públicos para aumentar aún más los beneficios sobre la gente, y que pondere [y agote] los mecanismos legales necesarios para facilitar el acceso a la vivienda digna.

Sin olvidar que debemos seguir concentrando nuestros esfuerzos en primera infancia, seguridad pública y sistema de salud.

Ya no alcanza con narrar lo que hicimos, ni alcanza con comparar el antes y después de los gobiernos del Frente Amplio. Fue nuestra propia fuerza política que elevó la calidad de vida de los uruguayos y es nuestra izquierda la que tiene la responsabilidad de volver a convencer y entusiasmar a la ciudadanía de que vamos por un cuarto gobierno porque tenemos el mejor proyecto de desarrollo nacional.

Asimismo, resultan fundamentales los compañeros que los frenteamplista elijamos, nuestros mensajeros principales, aquellos que nos dan tranquilidad, seguridad y confianza para contrarrestar al proyecto de la derecha. Un proyecto que ya sabemos quiénes lo lideran y las consecuencias que trae consigo.

En ese sentido, nadie duda de la importancia de contar con el compañero Danilo Astori en un eventual cuarto gobierno del Frente Amplio. Es que le sobran credenciales, ya sea por su trayectoria académica, política y sobre todo por su liderazgo en los tres gobiernos frentemplistas, que posibilitaron entre otras cosas una era inédita de crecimiento con reducción de pobreza y desigualdad durante 13 años consecutivos [13+2].

Ya sea de presidente [lo único que no le faltan son ganas como él mismo expresó], en un futuro gabinete, en el Parlamento o desde otro lugar, Astori será fundamental no solo representando una "sensibilidad" dentro de la propia izquierda, necesaria para garantizar los equilibrios que siempre tuvo nuestro frente, sino para asegurarle a una inmensa mayoría de ciudadanos, la permanencia irrenunciable de una corriente de opinión profundamente seregnista.

Contamos con un compañero con enorme experiencia que volverá a poner lo mejor de sí para "continuar con los cambios" que necesita nuestro país. Además de promover un sano y frontal debate en aquellos temas que se entienden que nuestra indefinición hoy están de algún modo provocando obstáculos para dar un salto en calidad extraordinario [política internacional fundamentalmente].

Danilo Astori te dice una cosa, y te la vuelve a decir, sabe a dónde va, Astori dice lo que piensa y hace lo que dice, Astori no mide sus palabras según costos políticos, Astori fue y es leal al proyecto frenteamplista al que dedicó gran parte de su vida.

Astori ya fue vicepresidente acompañando a Pepe Mujica, ya fue senador en épocas duras de modelo neoliberal, oficiando como pieza clave en nuestro partido promoviendo desde la oposición una cultura de gobierno, fue Decano más joven de la Facultad de Ciencias Económicas y ya fue Ministro de Economía en dos oportunidades.

Por lo que fue, por lo que representa actualmente y por su intachable ADN frenteamplista, Astori, en el lugar que los frenteamplistas lo pongan, será trascendental para volver a ganar el cuarto gobierno y garantizar de esa manera, que no habrá retroceso alguno.

Edil Claudio Visillac (AU/FA)

Valora este artículo
(1 Voto)