Usted está aquí:Noticias/BOLETÍN 2121 - 07/05/2018

¿Patente: perdonatutti o responsabilidad?

Las soluciones deberían tener siempre en el centro a los buenos pagadores y no al revés Las soluciones deberían tener siempre en el centro a los buenos pagadores y no al revés El Espectador

POR ALFREDO ASTI


Publicado en Voces, 16/03/2018
Hay una creencia popular que sostiene que de un lado de la balanza están los que no pagan impuestos para luego aprovechar los descuentos y amnistías de las administraciones y del otro lado “los nabos de siempre”, los contribuyentes cumplidores. Personalmente, creo que esta creencia está sustentada en la realidad.
Si bien es cierto que estos últimos pueden tener hasta un 20% de bonificación si pagan todo el año por adelantado la patente de rodados, y un 10% sobre la cuota si la pagan en fecha, creemos que la amnistía para los deudores es una muy mala señal para la población que cumple en tiempo y forma con sus obligaciones.
Mi posición personal sobre este tema se basa en mi pasaje como Director de Recursos Financieros en la Intendencia de Montevideo en el periodo 2000-2005. Luego desde el Parlamento promoví la ley que declaraba la obligatoriedad del empadronamiento en el departamento donde se domiciliaba el titular o usuario, proyecto que luego de ser declarado constitucional por la Suprema Corte de Justicia fue predecesor del Sistema único de patentes (SUCIVE).
En aquellos momentos y hasta el presente sigo considerando inconveniente estos regímenes amplios de amnistía no solo porque afecta la justicia con los buenos pagadores sino porque alienta futuras conductas de no pago a la espera de soluciones más favorables.
En 2016 ya hubo un régimen de amplias facilidades, que por supuesto no logró entusiasmar a quienes ya eran morosos antes del SUCIVE y en la mayoría de los casos responde a la posición “paternalista” y/o “electoralista” de no fiscalizar a sus vecinos que era la base de la “guerra de patentes”.
Muchos de los que promueven esta medida suelen priorizar la necesidad de tener más recaudación en su departamento, mientras que otros tienen los ojos puestos en la próxima campaña electoral, para lo cuales puede entenderse que esta propuesta genere simpatías.
Hay otros que piensan, opinión que reitero comparto, que no corresponde una amnistía, que no es justo con los buenos pagadores, en tanto no se reconoce el esfuerzo y compromiso de los contribuyentes que están al día y en lugar de premiarlos se les da una mala señal, y es lógico pensar que se sientan “los nabos de siempre”.
Desde la Intendencia de Montevideo afirman que la amnistía para deudores de patente está a "contraflecha" de sus medidas para bajar la morosidad, ya que la administración impulsa que la ciudadanía confíe en que, si el contribuyente paga en tiempo y forma, va a ser beneficiado y por ello ha implementado medidas para disminuir la morosidad, premiando a los buenos pagadores.
No puede nunca descartarse la fiscalización necesaria luego de aprobados los regímenes de facilidades, que buscan precisamente la regularización de los adeudos con menor carga de recargos, para quienes cayeron en la situación de incumplimiento de pago.
No se puede desconocer la morosidad y que ésta es una preocupación para todos, pero las soluciones deberían tener siempre en el centro a los buenos pagadores y no al revés.

Alfredo Asti, diputado de Asamblea Uruguay/Frente Amplio

Valora este artículo
(0 votos)