Usted está aquí:Noticias/BOLETÍN 2121 - 17/05/2018

Hagobian: Uruguay no se está guiando por cuestiones ideológicas en materia comercial

Sebastián Hagobian, licenciado en Relaciones Internacionales y participante del equipo de negociación del Mercosur en dicho acuerdo Sebastián Hagobian, licenciado en Relaciones Internacionales y participante del equipo de negociación del Mercosur en dicho acuerdo La República

LOS DESAFÍOS EN LA NEGOCIACIÓN DEL TLC CON EUROPA

Según el licenciado en Relaciones Internacionales, el país se alejó de las negociaciones con la Unión Europea porque entendía que Uruguay “perdía más de lo que ganaba”. Por tanto, la resolución no se debió a cuestiones ideológicas que se manejaran en la interna del FA.
El acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea ha sido postergado por Uruguay en el último mes mientras que Brasil y Argentina han seguido en el ruedo. Muchos pensaron que esto se debía a cuestiones ideológicas e internas dentro del Frente Amplio. Sin embargo, Sebastián Hagobian, licenciado en Relaciones Internacionales y participante del equipo de negociación del Mercosur en dicho acuerdo, declaró a La República que ese no fue el motivo que hizo que Uruguay tuviera una posición mucho más reticente.
Según sus palabras, el país se “apartó” en los últimos meses porque entendía que, con las condiciones planteadas por los europeos, Uruguay “perdía más de lo que ganaba”. “Uruguay se apartó no por cuestiones ideológicas, sino de comercio y de mejora en lo que son las condiciones del tratado. Esto es importante decirlo porque hace poco tuvimos una proclama donde se decía que Uruguay no firmaba acuerdos internacionales por cuestiones ideológicas del partido de gobierno, lo cual es una falacia enorme.
Uruguay no siguió la negociación en los términos que se venían dando porque estaba afectando al agro y nosotros queríamos una mayor amplitud de mercado y de cuota para el campo. Entonces hay que ver cómo a veces se hace caso a la demagogia, lo que es muy peligroso. Creo que Uruguay hizo bien en posicionarse duramente cuando dijo que no seguía el acuerdo con las condiciones planteadas por la Unión Europea. Gracias a esa postura, ellos mejoraron las condiciones y por eso hicieron una contraoferta. Creo que igualmente podrían seguir dando mucho más de lo que proponen ahora”.
Según sus palabras, a Argentina y a Brasil el acuerdo le estaba sirviendo, pero en diferente forma, porque Brasil presionó para que aumenten la cuota de carne y de etanol mientras que Argentina ha tenido una actitud de cerrar el acuerdo cuanto antes. “El presidente Mauricio Macri quiere anunciar que gracias a él se ha llegado un acuerdo para quedar para la historia. Por eso acepta la primera oferta que se le hace aunque sea insuficiente”.
Habían “líneas rojas” que se habían trazado para volver a negociar en febrero si era complaciente la contraoferta de la Unión Europea, expresó el especialista. La última reunión se había recibido la oferta de 70 mil toneladas de carne, lo cual a Uruguay y a Brasil no “satisfizo”. “Argentina podía seguir negociando con esos términos pero Uruguay entendía que era insuficiente”.
Hagobian explicó que el 29 de enero hubo una reunión en la cual la Unión Europea hizo una nueva contraoferta, en la que propuso 90 mil toneladas de carne. Sin embargo, para Uruguay sigue siendo “insuficiente”: buscamos las 130 mil. Además, el especialista señaló que esas 90 mil toneladas luego son negociadas dentro del Mercosur en distintos porcentajes que le tocarán a los países miembro.
Cabe mencionar que la Unión Europea en la oportunidad también planteó espacios en lo que es la negociación de la propiedad intelectual y de los automóviles, ya que es lo que a “ellos les interesa”. “También hablaron sobre lácteos, donde Uruguay no estaría dispuesto a negociar porque abrir esa línea sensible para nosotros nos posiciona en una forma muy desfavorable. Los lácteos están subsidiados en la Unión Europea. Por lo tanto, sería una competencia desleal, por lo cual queremos protegernos”.
“SE ABRIÓ UNA VENTANA DE POSIBILIDADES PARA QUE EL ACUERDO SALGA”
Según Hagobian, la próxima reunión se realizara en febrero o marzo. Las nuevas condiciones propuestas por la Unión Europea hicieron que “se abriera una ventana de posibilidades para que el acuerdo salga. Además, creo que hoy estamos más avanzados en la negociación que en el 2017”.
“Soy optimista en que va a salir porque creo que la mayoría de los los estados de la Unión Europea quieren lograr este acuerdo”. En otras palabras, consideró que va a primar en la interna de la Unión Europea el rol de Alemania. “Creo que se va a lograr, pero va a costar y tardar. Debería estar firmado en 2018. Si no se acuerda este año, no se va a pactar porque solo quedan algunos capítulos sensibles.
En este tipo de negociación se acuerda todo o nada. Francia está potenciándose, no tanto a la altura de Alemania, pero está teniendo un rol más protagónico y eso obviamente al Mercosur lo complica porque Francia es productor de materias primas que compiten con América Latina, como es el tema lácteos y carnes. Evidentemente los franceses son sensibles a este tipo de acuerdo”, agregó.
Según Hagobian, “si el acuerdo no sale es por responsabilidad de los europeos”. Explicó que hasta ahora “el Mercosur ha accedido en lo que tenía que ceder”. “Hemos sido generosos y contemplativos en determinadas posiciones donde la Unión Europea era sensible, pero todo eso tiene un margen. Ellos tienen que entender eso y ceder en determinados aspectos que son sensibles para el Mercosur. Si llega a fracasar el acuerdo, sin duda va a ser por la Unión Europea y su mezquindad a la hora de lograr acuerdos con el Mercosur”.
LAS FASES DE LA NEGOCIACIÓN
– Diciembre: Las negociaciones tomaron impulso
– Enero: Uruguay se alejó del pacto. Argentina tomó el liderazgo. A Brasil también le parecía conveniente el acuerdo por el aumento de la cuota de etanol.
– Febrero: Se retoma el diálogo ante una nueva propuesta de los europeos. Sin embargo, Uruguay sigue pensando que la cuota de carne, planteada por la Unión Europea, debería ser mayor.
EL PAPEL DE ARGENTINA: “MACRI QUISO LLEVARSE LA GLORIA PERO NO LO LOGRÓ”
Según Hagobian, Argentina ha tomado protagonismo en la negociación porque tiene una “estrategia”: “El presidente Macri está construyendo un relato en el que se dice que Argentina se está abriendo al mundo. Lo que está haciendo Argentina es lo que hizo Uruguay desde el 2005 en adelante, que es amplificar su mercado.
El protagonismo que ha tomado es porque desea diferenciarse del anterior gobierno. En la reunión donde Argentina participó, Macri se reunió con Macron (presidente de Francia) pero no logró convencerlo. Macron es mucho más fuerte y hábil y Macri quedó con un gusto semiamargo. Quiso llevarse la gloria pero no lo logró. Argentina lo que está haciendo es más para su tribuna, para su interna, que para el proceso.
El acuerdo Unión Europea-Mercosur se está manejando por los carriles tradicionales. Es importante respetar los roles de la institucionalidad, porque claramente tomar protagonismos individuales no ayuda al objetivo final”.
LOS PAÍSES RETICENTES
Hagobian explicó que los países más reticentes con respecto al tema cárnico son aquellos que tienen especializaciones agrícolas como Francia y España, los cuales se oponen a este tipo de oferta que le permitiría al Mercosur ingresar con una cuota mayor en el tema de agricultura, principalmente en el tema de carnes. “Ellos, que son productores de carne, principalmente Francia, evidentemente no quieren la competencia que pueden tener con Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil, porque estamos en mejor calidad que la producción francesa”.
Según sus palabras, la gran mayoría de los capítulos ya están acordados, pero faltan los “sensibles”, que son, por ejemplo, el tema agrícola y carnes. “Esperamos exportar más, pero la propia interna europea con un Macron creciendo, hace que la situación se dificulte. Francia está potenciándose y eso obviamente al Mercosur lo complica porque dicho país es productor de materias primas que compiten con nosotros. Por tanto, la interna de la Unión Europea es la que está trancando el acuerdo, por lo que primero tiene que dirimir sus problemas internos”.

 

Valora este artículo
(1 Voto)