Usted está aquí:Noticias/Uruguay y dos premios por el manejo de su deuda

La búsqueda de igualdad de derechos y oportunidades es la razón de ser de nuestra fuerza política

Artículo del diputado de Asamblea Uruguay/Frente Amplio, Alfredo Asti Artículo del diputado de Asamblea Uruguay/Frente Amplio, Alfredo Asti

POR ALFREDO ASTI


Como es sabido en este mes de diciembre el Parlamento aprobó, junto a otras importantes leyes, definitivamente el Proyecto de Ley llamado Cincuentones, del que ya hemos realizado comentarios en esta columna.
La solución trabajosamente construida en la bancada del Frente Amplio y el Poder Ejecutivo, es precisamente una construcción colectiva no siendo la solución de nadie sino la de todos, rescatando una vez más la unidad de acción como precepto fundamental y fundacional del Frente Amplio en particular desde que está en el gobierno.
Esta solución es justa, más responsable y más equitativa que la que se había manejado inicialmente en el proyecto del Poder Ejecutivo, ya que el mismo se realizó en base a datos parciales y desactualizados, que luego fueran actualizados y corregidos por el informe del Banco de Previsión Social (BPS). Para la modificación se tomó como referencia el último informe del BPS, lo que es estrictamente su competencia constitucional en lo que respecta a parámetros de seguridad social.
El perjuicio de estas decenas de miles de trabajadores de ingresos medios altos y altos que al 1ª de abril de 1996 tenían menos de 40 años, es una falla de diseño de la ley original de Seguridad Social Nº16.713, que les privó a estos trabadores de poder computar la totalidad de sus aportes al BPS, anteriores a esa fecha.
Seguimos pensando que reconocer esos aportes hubiese sido la mejor solución para el interés general pero dado la situación política y expectativas generadas por el proyecto original del Poder Ejecutivo, la misma se consideró insuficiente por lo que tuvimos que abocarnos a mejorar la solución presentada.
Esa solución para mantener la justicia, mayor responsabilidad y mayor equidad pasa por establecer el coeficiente de 0.9 para liquidar las pasividades que correspondan a quienes quieran optar por un cambio de régimen. Dejar el sistema mixto e ingresar al régimen de transición previsto en la Ley para los mayores de 40 años al 1º de abril de 1996, por el transcurso del tiempo ya está agotado y se vuelve inviable su sustentabilidad por mayor lapso. Por esta razón fue necesario acotar los montos resultantes de esas liquidaciones por el coeficiente de 0.9.
Esta opción permite disminuir el altísimo costo fiscal (en aproximadamente un 38%) que tenía la solución original y limitar las inequidades de la misma, tanto horizontales con otros trabajadores no incluidos en este núcleo y los pasivos, así como la intergeneracional con la población de menor edad donde todavía se concentra los núcleos de mayor pobreza.
En el caso de los pasivos se les reconoce a quienes en igualdad de edad del grupo de los Cincuentones ya han accedido a la jubilación a los que se les otorga similar opción. Obviamente esto aumenta el universo de beneficiarios y por consiguiente el costo de la solución (3%), el que totalizando se estima quedará en un 35% de los montos originales.
Otro de los cambios acordados en forma unánime por la bancada de diputados del Frente Amplio con respecto al proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo, significó establecer un tope a la dispersión de las comisiones que cobran las AFAPs. Cabe decir, que no podrá existir una diferencia mayor al 50% entre la que tenga la menor comisión – hoy República AFAP- y cualquier otra. En el siguiente gráfico mostramos la evolución de los porcentajes sobre salario que cobran las diferentes AFAPs.

Asti grafico AFAP

Estas son las diferencias calculadas sobre el sueldo. En realidad, debería multiplicarse por trece esa comisión, para obtener el porcentaje real de comisión que cobra cada AFAP sobre el monto que administra. Es decir, que la comisión debería calcularse sobre el monto del aporte que va a la cuenta individual del afiliado y no sobre el total del sueldo que no administra la AFAP, como mal se ha informado hasta ahora.
En el gráfico se ve como AFAP República ha ido bajando sus comisiones, en particular, acentuando esta baja a partir del año 2005, sin por ello dejar de dar importantes ganancias. Debe quedar claro que cuanto más alta es la comisión, menor es el monto líquido que se deposita en la cuenta individual del trabajador para ser rentabilizado por las administradoras, y eso en el acumulado de la vida laboral incidirá en una menor renta vitalicia cuando llegue la edad de su jubilación.
Algunos operadores políticos y representantes de estas empresas, salieron al cruce de los cambios que se implementarán en 24 meses luego de promulgada la ley por el Poder Ejecutivo.
Nosotros siempre apoyamos el régimen mixto por más que al momento de discutirse la reforma de 1995 nuestro sector propuso que no hubiera AFAPs privadas. En estos tiempos la existencia de las administradoras privadas ya está consolidada y el 60% de los afiliados optaron por ellas, por lo que no se puede pensar en su eliminación. Si en el futuro hay modificaciones al sistema de seguridad social deberá ser sobre la base de mantener un sistema mixto.
Dado que es un mercado total cautivo con la obligación de optar entre las administradoras existentes, creemos que la dispersión de las comisiones debe ser regulada. Por este motivo nuestro sector impulsó la propuesta de incluir el tope a las diferencias entre las comisiones, evitando un lucro excesivo y no necesario para el funcionamiento del sistema y favorable al ahorro de los trabajadores. La prima de Seguro de invalidez y fallecimiento, afecta aún más el descuento que se realiza a los aportes de los trabajadores antes de su incorporación a su cuenta individual de ahorro, este tema lo trataremos en algún otro momento.
Conviene establecer también que, de acuerdo a datos extraídos de la página web del Banco Central del Uruguay (BCU) y los estados contables de las administradoras, este cambio no implicará ningún riesgo sobre el equilibrio económico financiero y patrimonial de las empresas, pero sí, seguramente, sobre sus actuales y amplios márgenes de ganancia.
Según muestra la siguiente gráfica las AFAP privadas tienen una ganancia sobre activos que supera el 50% mientras que AFAP República está en el entorno del 20%. Si lo miramos sobre patrimonio, el resultado de las AFAP está en más del 60% para las privadas y alrededor del 20% para AFAP República. La diferencia en las comisiones explica la gran diferencia en los resultados.

Asti grafico 2 AFAP

A nivel de rentabilidad bruta nominal de los fondos, en períodos largos, no existe mayor diferencia entre las distintas AFAPs como lo muestra el gráfico siguiente.

Asti Grafico 3 AFAP

Por otra parte, la preferencia mayoritaria hacia las administradoras privadas que son las que tienen mayor nivel de comisiones, y que no muestran grandes diferencias en la obtención de rentabilidades netas, es una señal que no son éstos motivo suficiente para la elección de los afiliados de estas AFAPs privadas (en general jóvenes y de menores ingresos).
El tema de las mayores comisiones en las AFAPs privadas quizás es “amortiguado” por la difusión exclusiva de sus comisiones sobre el monto del salario nominal en lugar de hacerse sobre el monto del aporte depositado mensualmente en la cuenta personal del afiliado que es lo único que la AFAP administra.
Es por esto que, por nuestra iniciativa, la Ley aprobada establece que deba informarse el porcentaje de las comisiones también sobre el monto del aporte y no solo sobre el sueldo. De esta forma el trabajador podrá conocer cuánto incide realmente la comisión en el descuento que se realiza al depositar sus aportes en el fondo de ahorro individual, lo que en definitiva determinará la rentabilidad neta del mismo.
Obviamente este tema es una solución parcial de un desafío mucho mayor de toda nuestra fuerza política, el Gobierno y el resto del Sistema Político sobre el tema general de Seguridad Social. Es necesaria la convergencia entre los distintos institutos de previsión social (incluida la llamada Caja Militar) y la necesaria sustentabilidad de ellos en función de los cambios demográficos que felizmente estamos viviendo con aumento de la expectativa y calidad de vida e incesante crecimiento en el valor de las pasividades en términos reales.
El trabajo sobre esta Ley es solo una buena muestra de cómo ha trabajado la bancada de Gobierno en este año, que comenzó con el mal augurio de la pérdida de la mayoría parlamentaria y sin embargo permitió a través de incesante diálogo interno y con sectores de otros partidos, importantes realizaciones. Algunas de ellas como la aprobación de la Rendición de Cuentas manteniendo los lineamientos generales del Poder Ejecutivo, mejorando la reasignación de recursos internos lo que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados.
Otras Leyes de gran importancia fueron aprobadas como: Ley Integral contra la violencia de Género, creación de políticas para la erradicación de la violencia de género; Ley modificación de la ley 19293 y otras normas para adecuarlas al nuevo Código del Proceso Penal; Ley modificación Código Penal con la introducción de la figura del Feminicidio; Ley de Riego Agrario; Ley de transformación a Fiscalía Especializada en crímenes de Lesa Humanidad; Regulación del Derecho de Admisión en espectáculos Públicos; Ley sobre instalación de salas de Lactancia Materna; Ley sobre Derecho a la protección de la Salud Mental en el marco del Sistema Nacional de Salud; Ley que establece Directrices Nacionales de ordenamiento territorial y desarrollo sostenible; Ley que aprueba la Convención Interamericana contra el racismo, la discriminación racial y formas conexas de intolerancia; la llamada “Ley de Cuota”: órganos electivos nacionales, departamentales y de dirección de los partidos políticos, se establece la participación equitativa de ambos sexos en su integración ; Ley Integral contra el Lavado de Activos.
Otros proyectos ya tienen media sanción y a comienzos del próximo año serán estudiadas para su sanción en la Cámara de Diputados: Proyecto Financiamiento de Partidos Políticos y régimen de regulación de publicidad electoral; Proyecto sobre uso de bolsas plásticas, para la prevención y reducción del impacto ambiental; Proyecto sobre Prevención, Investigación, Persecución de la trata y persecución de personas, así como la atención, protección y reparación de las víctimas.
Finaliza 2017 y es buen momento de realizar un balance de los avances logrados a lo largo del año. La economía volvió a crecer contra todos los pronósticos y especialistas coinciden que lo seguirá haciendo. Nunca estaremos conformes, siempre querremos ir a más, porque de eso se trata, saber que aún resta mucho por hacer, pero reconocer que en estos casi 13 años de gobierno el país ha crecido ininterrumpidamente, mejorando todos los indicadores sociales y avanzando profundamente en la conquista de derechos.
La búsqueda de igualdad de derechos y oportunidades es la razón de ser de nuestra fuerza política. Hemos hecho mucho por el país y su gente, hemos cambiado profundamente el país y lo seguiremos haciendo, porque nunca estaremos conformes y siempre iremos a más, por ello, para el 2018 renovamos nuestro compromiso de seguir avanzando en la construcción de un mejor Uruguay para todos y todas.
¡Feliz año! ¡A Redoblar!

Valora este artículo
(0 votos)