Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/La inserción internacional de Uruguay y el TLC con Chile

Payssé: La “cabeza machista” sigue dominando en Uruguay

"Empezar a cambiar la cabeza dentro de nuestras familias" "Empezar a cambiar la cabeza dentro de nuestras familias" El Eco Digital

La senadora frenteamplista Daniela Payssé afirmó en República Radio, que se emite por la catorce10, que a pesar de que se ha avanzado en normativas que mejoran la situación de la mujer, en Uruguay sigue operando una cabeza machista que encierra a la mujer en un rol determinado y no le permite desenvolverse fluidamente en ámbitos que históricamente han sido esencialmente masculinos como son el deporte o la política.
“Desde el punto de vista cultural, sigue dominando la cabeza machista, no sólo en hombres sino que también en mujeres. Además, existe una cultura que se transmite de generación en generación que no nos deja cuestionar lo que nos enseñan”, declaró.
Según sus palabras, el acto de discriminación sucede en detalles muy pequeños como son, por ejemplo, cuando a las nenas se les regala muñecas y a los varones pelotas o súper héroes. También ocurre lo mismo cuando se viste a las niñas de rosado o los varones de celeste. “También nos llama la atención que una nena, como mi nieta Paulina, le guste jugar al futbol o que un nene, como ni nieto Felipe, pida para su cumpleaños un bebé.
En esos casos muchas veces se prenden las luces amarillas de alerta porque creen que es espantoso lo que está ocurriendo. Sin embargo, Felipe pedía ese muñeco porque veía que su papá cambiaba los pañales a su hermanito menor, por lo que Felipe quería imitarlo. Ahora, juega al fútbol y hace goles y Paulina, además de jugar al futbol, juega con muñecas”.
BASTA DE ESTEREOTIPOS
“Si empezamos a cambiar la cabeza dentro de nuestras familias, dejaremos de tener esa cabeza dominada por los estereotipos históricamente transmitidos de generación en generación, por lo que vamos a ir bajando los decibeles de la violencia y de la confrontación”, declaró.
Según Payssé, los hombres y las mujeres deben tener el mismo acceso a diferentes formas de expresión para desarrollar sus vidas. Sin embargo, declaró que existen diferentes ámbitos que históricamente fueron reservados para los hombres como el fútbol o la política, en los cuales avanzar en materia de equidad es un asunto “complejo”.
“Tenemos que empezar a desconstruir los estereotipos para bajar la violencia. Además, esa idea histórica de que el hombre era el proveedor y la mujer era la encargada de los cuidados, se ha puesto en duda. Los porfiados hechos demostraron que no es así: las mujeres salieron a ser proveedoras y los hombres asumieron funciones de cuidado”, agregó.
Puso el ejemplo del Parlamento, donde se ha tenido que llevar adelante medidas afirmativas para aumentar la participación positiva de las mujeres. Sin embargo, “cuando tenemos que trabajar en un ámbito como el Palacio Legislativo, resulta que los baños para las mujeres están hechos en los huecos de las escaleras porque históricamente no habían para nosotras porque la política no era para las mujeres”.
LAS ÚLTIMAS LEYES
Mencionó que en los últimos días se aprobaron dos leyes “muy importantes”. Sin embargo, señaló que fueron relevantes para los legisladores pero no para los medios de comunicación, quienes faltaron “casi todos” a la sesión. “Las barras de la prensa estaban casi vacías porque no había lío, no había conflicto y no eran temas urticantes de agenda. Pero es importante señalar que es un tema transcendental para la agenda de la vida de las mujeres y de los hombres también”.
Expresó que son dos proyectos que tienen media sanción: la Ley de Trata de Personas y la Ley Integral de Violencia hacia las Mujeres Basada en Género. Citó una declaración de la última normativa: “Esta Ley tiene como objeto garantizar el efectivo derecho de las mujeres a una vida libre de violencia basada en género.
Comprende a mujeres de todas las edades y de las diversas orientaciones sexuales, condición socio-económica, pertenencia territorial, creencias, origen cultural y étnico-racial o situación de discapacidad sin distinción ni discriminación alguna”. Expresó que con dicha iniciativa se establecen mecanismos y medidas para combatir la discriminación y señaló que se declara de orden público por interés general las disposiciones de esta Ley.
“Con esta normativa se manifiesta como prioritaria la erradicación de la violencia ejercida contra las mujeres, niños, niñas y adolescentes debiendo el Estado actuar con la adecuada diligencia para dicho fin. En otras palabras, esta definición pone al Estado en el lugar que corresponde que esté”, agregó.
Mencionó que en el documento hay distintas disposiciones vinculadas a las diferentes definiciones de violencia, desde la agresión física o sexual, obstétrica, psicológica hasta la patrimonial. Además, declaró que existen un conjunto de directrices vinculadas a las políticas de Estado, donde se genera una interinstitucionalidad.
Afirmó que con esta Ley se les da especial importancia a las víctimas. “Todas las circunstancias de violencia hacia las mujeres generan una baja de autoestima, lo que hace complicado el poder acceder a la justicia. Ante esta situación, modificamos los procesos penales: un juicio oral y público no puede ser vinculado a esta materia porque tiene que ser un proceso que proteja a la víctima no sólo en su exposición pública sino en la eventual revictimización”. Declaró que hay una redefinición de lo que son las tipificaciones de los delitos.
“Las leyes no son fórmulas mágicas, no se aprieta un botón cuando se terminó de aprobar una Ley y entonces ya está todo solucionado, sino todo lo contrario. Esta ley, por ser integral, hace que se piense en materia de políticas públicas”, declaró.
Según sus palabras, el rol de los legisladores no se agota en crear leyes sino que también deben realizar un seguimiento de las mismas. Consideró que es un “marco interesante y removedor”, ya que aborda todos los ámbitos de atención a la víctima.
La situación de la mujer en el deporte
Recordó que Asamblea Uruguay -sector del cual es parte- realizó una actividad para que algunas mujeres protagonistas en el deporte compartieran sus experiencias y hablaran sobre las situaciones de discriminación que han sufrido en dichos ámbitos. Afirmó que Claudia Umpiérrez (jueza de fútbol), cuando quedó embarazada, tuvo subsidio por “lesión deportiva, no por embarazo”. “Además, muchas veces le decían que cada vez lo hacía mejor y que arbitraba como un hombre. Pensaban que con eso la estaban halagando y en realidad era todo lo contrario”.
Payssé afirmó que estos hechos concretos tienen que ver con las distintas formas que existen de violencia hacia las mujeres y cómo la misma está estructurada en la sociedad.
¿URUGUAY ESTÁ PREPARADO PARA UNA MUJER PRESIDENTA?
Payssé consideró que Uruguay está preparado pero que lo medular es ver cómo se procesa esta cuestión en la interna de los partidos. “También es importante observar cómo vamos en el proceso de visualización de las mujeres, el cual es muy costoso debido a que nuestro sistema electoral es complejo: en la mayoría de los departamentos del interior, los hombres encabezan las listas. Esto indudablemente va atado a la Ley de Partidos Políticos que se acaba de aprobar en el Senado y ahora pasa a Diputados, en la cual hay una fuerte impronta de estimulación a la presencia de mujeres en lugares relevantes”.
“De nada sirve que nos llenemos la boca diciendo que hay muchas mujeres haciendo política cuando están en lugares poco importantes. Entonces, como estos son cambios culturales, creo que el país está preparado mientras sigamos trabajando en esta lógica, que no es sólo una visión de mujeres sino que también es una perspectiva de ciudadanía y de democracia”, agregó.

Valora este artículo
(0 votos)