Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/EMPRESAS PÚBLICAS. A 25 años del histórico referéndum

BROU: La reestructura es imprescindible, pero los legisladores deben tener más información

Nos parecía que faltaba la visión general de por qué la reestructura del BROU Nos parecía que faltaba la visión general de por qué la reestructura del BROU La Republica

DIPUTADO CARLOS VARELA (AU/FA)


El miércoles la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad llamar al ministro de Economía Danilo Astori en régimen de comisión general para que brinde explicaciones sobre la reestructura en el Banco República que implica el cierre y la reducción en los días de atención de varias sucursales. ¿Cómo se está procesando está discusión en el oficialismo? Este viernes, en la entrevista central de En Perspectiva, habló sobre el tema el diputado de Asamblea Uruguay, Carlos Varela.
El legislador se pronunció a favor de la reforma del BROU y, al mismo tiempo, reconoció que “tal vez faltó un análisis más profundo de las características de cada localidad donde se aplica”.
El Frente Amplio (FA) no promovió que el ministro de Economía, Danilo Astori, vaya a la cámara en régimen de comisión general; fue una iniciativa del diputado Iván Posada, del Partido Independiente, explicó Varela. “Lo que nos llevó a pensar en la necesidad de acompañar esa iniciativa, que no estaba en los planes de la bancada, fue que el nivel de debate señaló que, claramente, a muchísimos diputados y diputadas les faltaba información sobre lo que está sucediendo. Había una visión muy local, razonablemente muy local, de los efectos que la reforma estaba generando en algunos lugares del país, y nos parecía que faltaba la visión general de por qué la reestructura, hacia dónde se va y cuál es el entorno que la justifica, aunque desde otros puntos de vista la puedan criticar. En ese momento a la bancada le pareció que lo mejor en ese sentido era convocar al ministro, convocar a las autoridades del BROU y tener una sesión en régimen de comisión general”.
EL NIVEL DE INFORMACIÓN NO ERA PAREJO EN TODOS LOS ACTORES
“Este tema no es nuevo, esta etapa de la reestructura comenzó en el 2014, hace tres años, no es un hecho novedoso. Cierres parciales de sucursales ya han existido desde ese año y en su momento no tuvieron ningún efecto desde el punto de vista del impacto social. Entonces estamos haciendo un seguimiento, el tema no es una novedad, pero evidentemente el nivel de información no era parejo en todos los actores que deben intervenir en esta discusión, y la instancia de la comisión general puede ser interesante no solo en el sentido de colectivizar información, sino de escuchar todas las voces”, manifestó el diputado frenteamplista.
“Yo defendí y sigo defendiendo la reestructura que el banco está llevando adelante porque me parece absolutamente imprescindible a la luz de los cambios que se están realizando a nivel de la sociedad, no solo en el Uruguay, en el mundo, en la forma como nos vinculamos con las organizaciones a través de mecanismos que hasta hace muy poco tiempo ni siquiera podíamos imaginar”, dijo Varela.
Indicó que la bancada había acordado una declaración por lo que le sorprendió que la misma no se efectivizara. De todos modos, admitió, “tampoco era un problema que nos preocupara demasiado tener una declaración común cuando era notorio que teníamos diferencias que se habían hecho públicas sobre la reestructura y sus consecuencias”.
90 % DE RELACIONES CON CLIENTES NO SON EN FORMA PRESENCIAL
Varela juzgó “fundamental” que se haya “modificado radicalmente la forma como nos relacionamos con las estructuras del Estado. Y también con las empresas (en general), no solo con un banco”. Añadió que “el 90 % de las relaciones que el banco tiene con sus clientes se hacen en forma no presencial. Esto implica una adecuación desde todo punto de vista: de la estructura funcional, de la forma de organización, de la forma en que el banco se relaciona con los clientes, y también de su presencia física en el territorio. Entonces creo que la reestructura está pensada en esos términos, es adecuarse a los tiempos que corren, a las modificaciones que el negocio bancario ha tenido y fundamentalmente adelantarse a un tiempo que ya no tiene marcha atrás sino que va a ser cada vez más radical en cuanto a las transformaciones”.
MEDIR LAS CONSECUENCIAS HUMANAS
Varela precisó que “más allá del apoyo a las medidas que el banco ha ido tomando, que consideramos que son las necesarias para la época que vivimos, creo que hay que medir las consecuencias humanas. Por eso es la resolución interna que la bancada ha tomado –no externa sino interna– de generar un ámbito de encuentro con autoridades del BROU, con trabajadores bancarios y con la fuerza política para analizar las consecuencias humanas”.
Agregó que “las decisiones administrativas y las decisiones políticas, por más acertadas que sean, tienen que medirse en el territorio, porque en cada lugar tienen efectos diferentes. Y para muchas localidades pequeñas la presencia del banco, más allá de la calidad o la cantidad del negocio, tiene otro tipo de significado, tiene un significado vinculado a la identidad local, a la valoración del lugar, a las costumbres, al conocimiento personal que tiene que ser tomado en cuenta en una institución del tipo BROU”.
Insistió que “cuando una sociedad se moviliza, cuando hay expresiones del municipio, de las cuentas departamentales de los lugares, tenemos que tener el oído muy atento porque algo no está funcionando bien”.
Opinó que Uruguay tiene “una población altamente alfabetizada desde el punto de vista tecnológico. Basta ver cómo nos vinculamos los uruguayos y las uruguayas por internet, debemos de tener uno de las tasas más altas de conexión en el mundo, cómo lo aprovechamos”. No obstante, señaló que hay una parte de la población “que tiene dificultades razonables, por cuestiones de edad, de formación y de costumbre, para vincularse con las nuevas tecnologías. Pero sí digo que el 90 % de las relaciones que los clientes tienen con el BROU no son presenciales”, lo que no coincide con lo que señala el diputado Darío Pérez, opuesto a las medidas propuestas con relación a la reforma del BROU.
Varela manifestó que “la reestructura fue pensada por funcionarios del BROU, no por un directorio”, y “no es tan fácil tener un mapeo de cada uno de los sitios, de cada una de las consecuencias”. Reiteró que puede haber faltado “un análisis más profundo de las características de cada localidad donde se aplica la reforma”.
1.500 MOSTRADORES NUEVOS EN TODO EL PAÍS
El legislador de la 2121 dijo que le llamó la atención que se critique que el banco haya incorporado 1.500 corresponsalías en horario mucho más extendido que el horario bancario y con más días de atención. “Si uno tiene que hacer una operación presencial en el banco hoy, sabe que tiene que ir de lunes a viernes de 12 a 18 horas. Pero la mayoría de las operaciones las puede hacer muy cerca de su casa en una red de cobranza en un horario mucho más extendido y con más días” que hasta ahora.
“Tratemos de razonar: ¿yo dejo 1.500 corresponsalías en manos de la banca privada? Yo no lo haría. Ese negocio, que es importante porque el banco no solo no tiene pérdidas, sino que tiene ganancias, como han demostrado los números, no se dejó a los privados solamente. Por otra parte, el banco está compitiendo con sus propios corresponsales, porque hoy tenemos la opción de hacer algunas operaciones bancarias, sí a nivel de las corresponsalías, pero también a través de la página de eBROU, a través de las buzoneras, a través de los cajeros. Entonces no hay ningún dato que señale que esto da pérdidas al banco, no hay ningún tipo de privatización”, enfatizó.
Subrayó que “esas corresponsalías existen, están funcionando, son redes de cobranza que están en todo el país”. El BROU compite con la banca privada “utilizándolas también y no dejándolas en manos de la competencia”.
Argumentó que aunque el BROU no es una empresa privada, sí “le pido que garantice el mismo servicio a toda la población en la medida de lo posible. El banco no va a instalar una planta física en cada localidad, es absolutamente imposible imaginarlo. Pero ha buscado otros mecanismos”. En tal sentido volvió a destacar los “1.500 mostradores nuevos que se extienden en todo el país, incluyendo barrios de Montevideo donde el banco nunca estuvo ni va a estar”.
ANALIZAR LOS TEMAS POLÉMICOS Y BUSCAR ACUERDOS
Varela dijo, como lo han explicado las autoridades del BROU, “que hay aspectos de zafralidad en determinadas instancias del año que justifican esta derivación de algunas de sus responsabilidades hacia empresas tercerizadas, que por supuesto tienen compromiso de confidencialidad”. No obstante reconoció que “es un tema polémico, que quisiéramos analizar”.
Para el diputado Varela, “en el intercambio de ideas podrán ir surgiendo posibilidades de mayor diálogo y tal vez de modificar alguna decisión”. Sostuvo, en tal sentido: “siempre he confiado en el diálogo, siempre he confiado en el encuentro, aun en el debate más profundo, y creo que en los próximos días esto puede ayudar a comenzar a encontrar algunas salidas. Insisto en que no es volver atrás, parar nada, pero sí analizar profundamente lo que pasó, discutir y sobre todo, como hay tiempo todavía, prever lo que pueda pasar a partir del 2018”.
Consideró normal que haya opiniones diferentes en el FA y se manifestó optimista en que se logre el necesario respaldo parlamentario a los cambios en el BROU para que “pueda competir en condiciones lógicas con empresas multinacionales muy poderosas”, y para “que brinde los servicios que tiene que brindar y que los ciudadanos puedan acceder a ellos en la forma más sencilla, económica y fácil posible”.
Transcripción de la entrevista completa
http://www.enperspectiva.net/enperspectiva-net/entrevista-central-jueves-16-de-noviembre-carlos-varela/

Valora este artículo
(1 Voto)